Saltar al contenido

Partes del díptico

Se conoce como díptico al término que hace referencia a los folletos que se doblan con una única plegadura, quedando divididos en dos partes. El díptico suele estar muy presente en las publicidades, es decir como parte de folletos publicitarios.

Otros usos que se les da también es en las empresas, las cuales buscan difundir un mensaje informativo o pautas de la misma. Uno de los principales medios que desde hace muchos años ha brindado apoyo para que las personas puedan conocer y conseguir el acercamiento de los clientes hacia su empresa han sido los dípticos.

A pesar de su antigüedad, hoy en día este tipo de folletos se sigue utilizando con mucha frecuencia por agencias de brandy o publicidad por su facilidad y capacidad como componentes de información. Permiten además de una buena difusión e interacción con distintos públicos y un bajo coste en el mercado.

¿Cuales son las partes del díptico?


Existe una gran variedad de formas en la que se puede realizar este tipo de folletos, los cuales no solo se pueden usar a nivel empresarial, sino también de manera personal. Generalmente para los dípticos existe una estructura fija que se explicara a continuación.

La portada

En la portada se escribe información relevante de la empresa, datos como el nombre, logo y slogan. Es importante que el diseño sea llamativo para que se pueda provocar la curiosidad al lector de adquirir el producto.

La portada también es el sitio ideal del folleto si se quiere promover alguna oferta o un mensaje importante del producto que se quiera comunicar.

La contraportada

Esta cara del díptico suele usarse para colocar datos de cierre de la empresa, es decir datos donde pueda ser contactada, su localización, entre otros servicios que ofrece la compañía. Es importante que toda esta información este de manera correcta para que el usuario, si tiene algún interés en el producto, pueda establecer un futuro contacto.

La cara A y B del interior del díptico

En estas caras es donde se trabajará más acerca del contenido que se quiere mostrar, es decir aquí es donde se detallaran las características y el servicio del producto, además de que ventajas ofrece el mismo para las personas.

Es de suma importancia que la cara A y B del díptico contenga gráficos o fotografías descriptivas que ayuden a la compresión de su contenido.

A la hora de diseñar el interior del folleto se recomienda que ambas caras contengan una relación o continuidad gráfica, ya que este pliegue siempre se ve cuando abren el díptico, es por ello que a través del salto grafico entre una cara y otra se puede conseguir un mayor impacto con el público lector.

Márgenes y las sangrías

Los márgenes y las sangrías que se seleccionen a la hora de realizar este tipo de folletos deben ser estar bien calculados, ya que estos son elementos de tamaño y forma del díptico.

Por lo general el corte de un papel no siempre queda 100% exacto, es por ello que para garantizar que el papel quede impreso de manera correcta, se deben sobrepasar las líneas del corte, es decir siempre con un poco de borde más de la medida, a este borde sobrante o espacio es a lo que se le denomina sangría.

Por lo general, en fase final de post impresión se pueden cometer algunos errores, por ello es importante que se respeten y se marquen las sangrías y espacios de seguridad, esto evitara cualquier movimiento a la hora de terminar el producto final.

Esta fase se refiere y se vincula directamente con los programas de diseño que deben usarse habitualmente para realizar este tipo de folletos.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Partesdel.com, equipo de redacción profesional. (2019, 10). Partes del díptico. belkys belkys. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.partesdel.com/partes_del_diptico.html.