Saltar al contenido

Partes de un lapicero


Un lapicero consiste en una de las herramientas de escritura más famosas que emplea el ser humano para dibujar o escribir y que se conoce por guardar un depósito de tinta en su interior y una bolilla hecha de metal en la punta, la cual, al tener contacto con el papel, rota para liberar la tinta con constancia y de manera paulatina.


El lapicero, también denominado birome, bolígrafo o pluma, también se describe como un tubo hecho de plástico o metal que es el que tiene en su interior la tinta, en una de sus puntas está engarzada la diminuta bola de metal que sirve para regular la salida de la tinta al papel o la base que se emplee.


La carga de tinta del lapicero está alojada dentro del tubo, de forma aislada, para que de esta forma se encuentre protegida de eventuales golpes o de producir manchas donde se encuentre este instrumento. El lapicero es uno de los objetos que más se fabrica en serie y, por consiguiente, su costo es mucho más bajo.

Partes de un lapicero


Pulsador

Partes de un lapicero

Es la zona más visible en los lapiceros. El pulsador tiene como función que la punta del objeto se vea al momento de redactar o dibujar algo. Hay diferentes mecanismos de abertura siendo el más habitual el del giro.

Desde que se inventó, el lapicero ha sido un canal de arte versátil para los artistas, así como para los denominados “doodlers” aficionados, por estar siempre disponibles, ser económicos y portátiles.

Por consiguiente, este instrumento habitual para la escritura es de igual forma una fuente de arte opcional.

Caña

Es considerado el cuerpo del lapicero. Estos objetos están creados con plásticos, metales, entre otros productos que son químicos. Cuando fueron inventados, para la bola era empleado como material el acero.


En la actualidad se emplea el carburo de tungsteno texturizado, debido a que es más resistente ante la deformación. Para el compartimiento de almacenamiento, se emplea un pequeño, fino y alargado tubo de propileno, un material cuya lisa y suave superficie, facilita que la tinta de su interior descienda hacia la punta de la manera más fluida que se pueda.

Tinta

Consiste en un líquido de color que se emplea para dibujar o escribir mediante un instrumento para tales fines. Dicho líquido suele tener diversos pigmentos que facilitan colorear una superficie con el objetivo de diseñar imágenes o textos.

La noción de las tintas, sus formar de hacerlas y técnicas para la producción proceden del examen arqueológico o del mismo texto que se ha escrito.

Hay quienes piensan que las primeras tintas de todas las sociedades se realizaron con negro de humo, que es como un tipo de hollín, puesto que este se podía recolectar de forma sencilla, como subproducto del fuego.

Este líquido se empleaba en el antiguo Egipto para dibujar y escribir sobre papiros desde el siglo XXVI antes de Cristo. En tanto que las tintas chinas abarcan hasta tres o inclusive cuatro milenios al periodo neolítico de China. Esta civilización usaba tintas animales, minerales o vegetales hechas a base de materiales como grafito que se molía en agua y se colocaba con pinceles.

Bolilla

Consiste en el área del lapicero que hace la rotación, la cual se llega a cargar con la tinta y en todo momento deja el lienzo o papel, el cual es un material que se realiza con una pasta vegetal molida y blanqueada, el cual tiene unas delgadas láminas y se emplea para escribir o dibujar.

El desarrollo del papel es atribuido a los chinos, quienes durante el siglo II lo concretaron a base de residuos como el algodón, seda o paja de arroz.


Bibliografía


Referencias, créditos & citaciones APA:
Portal educativo Partesdel.com. Equipo de redacción profesional. (2020, 07). Partes de un lapicero. Escrito por: Equipo de Redacción PartesDel.com. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.partesdel.com/partes_de_un_lapicero.html.

Privacidad  |  Sitemap  | Contacto