Saltar al contenido

Partes de un cepillo dental

El cepillo de dientes consiste en una herramienta de higiene bucal empleado para limpiar los dientes, lengua y encías. Está integrado por un cabezal con cerdas agrupadas montadas sobre un asa que permite la limpieza en espacios de difícil acceso de la boca.

Este instrumento está disponible con diversos tamaños, formas y texturas, aunque la mayoría de los especialistas del área de la odontología aconsejan emplear un cepillo de dientes con cerdas blancas, puesto que los cepillos duros pueden dañar el esmalte de los dientes e irritar las encías.

Los expertos recomiendan no sobrestimar la importancia de limpiar los dientes, no sólo para la salud dental sino para el bienestar genérico del cuerpo, puesto que las afecciones de las encías es un factor de riesgo notable para el desarrollo de condiciones de salud graves como diabetes o enfermedades del corazón. Utilizar el cepillo de forma regular es una de las mejores formas de conservar las encías y dientes saludables.

El primer cepillo de dientes de un diseño más actual fue realizado por el empresario inglés William Addis en 1780 y estaba elaborado con cerdas de cerdo. El primer cepillo de cerdas de 3 hileras fue realizada por diseño en 1844. Con la creación del nylon se potenció el desarrollo del cepillo de dientes actual en 1938, elaborándose el primer cepillo de dientes eléctrico un año después.

En la actualidad, los cepillos eléctricos y manuales vienen en muchas formas y tamaños y se realizan usualmente con bases anatómicas que son rectas, curvas, acodadas, contorneadas con espacios suaves del caucho para hacerlos más sencillos sostener y usados. Las cerdas del cepillo de dientes son usualmente sintéticas y su textura va de muy suave aunque existen versiones más duras.

Partes del cepillo dental


Mango

Consiste en la parte más prolongada del cepillo de dientes, de donde se tomará el cepillo para proceder a realizar el lavo de manera manual.

Los expertos aconsejan obtener un productor que tenga áreas anatómicas y antideslizantes, a fin de tener mejor agarre.

Cuello

Es la zona que le sigue al mango con un diámetro más delgado y de aspecto ergonómico. En el mercado hay diversos diseños como angulado, en estribo-angulado, en estribo y recto, que garantice una mejor experiencia de limpieza.

Cabeza

Consiste en la sección más importante del cepillo, en esta se encuentran los filamentos, y al realiza una fuerza, esta tendrá la función de higienizar la lengua, dientes, encías y las áreas de más complejo acceso.

Hay cepillos en punta cuadrada, de diamante, ovalada, entre otras. Algunos productos poseen en la parte posterior diminutos, herramientas que funcionan como limpia lengua para un lavado total.

Filamentos

Se denomina también cerda.

Consiste en el componente más dinámica del cepillo. Tiene la función de llegar a las zonas más difíciles, buscar y eliminar cualquier elemento extraño entre los dientes, algunos cepillos tienen como ventaja adicional la posición de direcciones de las cerdas, pudiendo ser divergentes o convergentes para mejorar la limpieza bucal.

Cerdas duras

Estas cerdas tienen como característica que son más rígidas. Este se aconseja para quienes tienen una salud bucodental ideal y sin problemas de sensibilidad en dientes y encías. Es ideal no realizar mucha presión sobre éstos, puesto que pueden lacerar la boca más fácilmente que otras clases de cepillos.

Cerdas medias

Es considerado el más empleado. Es recomendado para quienes tengan una ideal salud dental, pero su boca no sea tan fuerte para resistir a los cepillos de cerda dura.

Cerdas suaves

Esta clase de cerda es para quienes tengan encías o dientes sensibles, o para quienes sufran de enfermedades como la gingivitis u otra dolencia que les haga imposible usar un cepillo de cerda media.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Partesdel.com, equipo de redacción profesional. (2019, 05). Partes de un cepillo dental. Paola. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.partesdel.com/partes_de_un_cepillo_dental.html.