Saltar al contenido

Partes de una campana

Una campana consiste en un objeto que se emplea esencialmente para emitir una clase de sonido. Las campanas son elementos tradicionales de música tanto porque pueden conformar parte de orquestas como también porque son usadas en diversos lugares y ámbitos para marcar sonidos que establecen algún significado específico.

Algunas de las campanas más usuales son las que se emplean por ejemplo en las iglesias para marcar la misa, o las que se utilizan en las escuelas para destacar la entrada o salida de los estudiantes a las aulas.

Las campanas son una de las maneras de emitir música o sonido más viejas que se conocen. Se estima que los egipcios conocían las formas primitivas de las campanas y muchos pueblos de Mesopotamia tenían sus propios instrumentos.

Usualmente, las campanas se hacen con metal puesto que así el sonido que emiten es mucho más profundo y perdura en el tiempo por más segundos que una diseñada con cerámica o barro. El metal empleado es el hierro y esto facilita que su peso sea mayor a las demás.

Las campanas pueden ser empleadas tanto de forma individual como en conjunto, esto quiere decir, que pueden usarse varias a la vez. Un ejemplo de una campana es aquella que se emplea para señalar un horario previamente determinado, como es el caso, por ejemplo, de las campanas que se encuentran en las escuelas o las iglesias. Es un elemento bastante simbólico y esencial dentro de todas las iglesias y templos católicos del mundo.

Partes de una campana


Yugo

En los tiempos más remotos los yugos que se realizaban de madera con herrajes de fragua que aseguran la campana a las bases de un campanario.

El yugo de una campana posee dos funciones específicas: la primera, garantizar el volteo de la campana y facilita diversas clases de bandeo. Las diversas clases de bandeo facilitan a la campana emitir diferentes sonidos.

Según la zona, los yugos poseen diversas formas determinadas y simbolizan un accesorio de un campanario. Igual que en diversas áreas del mundo, a los yugos también se les llama contrapesos, trujas, cabezales, melenas, culatas, entre otros nombres.

Arco de sonido

Esta parte de la campana consiste en un anillo metálico que se encuentra alrededor de la boca del objeto que permite la amplificación del sonido cuando se golpea el instrumento.

Cabezal

Tiene la función de enlazar la campana a la rueda, soporta la campana en su lugar cuando ésta suena.

Badajo

Elemento hecho de metal, usualmente con forma de pera, que está suspendido en el interior de la campana y con la cual se golpean estas para que suenen. En las esquilas y cencerros suelen estar hechas de huego o madera.

El badajo está conformado por una vara que se conoce como caña y terminado en una bola que es la que hace contacto con el instrumento, también puede usarse para su funcionamiento un electromartillo o mazo, o en diminutas campanas una esfera pequeña suelta encerrada en el interior.

Hay diminutas campanas de decoración que se diseñan con vidrio o cerámica. Éstas son diferentes en el tamaño desde pequeños adornos de vestir hasta campanas de templos con más de cinco metros de altura, y un peso de muchas toneladas.

Rueda

Esta se une al lado de la campana y tiene una ranura que posee la cuerda en su lugar. Al tirar de la cuerda se hace que la rueda rote, lo que a su vez permite que la campana suene.

Gobio

Consiste en un pasador hecho de metal que está en el cabezal y facilita el traspaso de peso de la campana en el cojinete.

Marco de la campana

Está hecho de madera y la campana se cuelga de la estructura. Tiene que ser muy fuerte para mantener el peso de una campana de iglesia, por ejemplo.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Partesdel.com, equipo de redacción profesional. (2019, 04). Partes de una campana. Paola. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.partesdel.com/partes-de-una-campana.html.