Saltar al contenido

Partes de la cimbra

La cimbra consiste en una estructura de apoyo que funciona para sostener de manera provisional el peso de una bóveda, así como de otras obras de cantería, en la etapa de la construcción.

Usualmente es una cercha hecha de madera. Dicha estructura, una vez colocadas la clave y las dovelas, se desmonta una operación conocida como descimbrado.

En el proceso de elaborar bóvedas y arcos se usan para sujetar las dovelas hasta cuando termine, en este momento se coloca la clave. También se conoce como cimbra a la curvatura interior o intradós de una bóveda.

En el diseño y construcción de los arcos se suele evitar el empleo por el encarecimiento que supone la construcción. Usualmente es el trabajo de los carpinteros expertos.

Partes de cimbra


Husillo

Es un aparato metálico roscado, empleado como componente principal en los soportes regulables y en los cabezales en forma de U.

Tiene la capacidad de regular la altura de la cimbra y de liberarla de carga, para su posterior descimbrado, mediante su descenso.

Base regulable

Consiste en una placa hecha de metal, colocada en la zona inferior de la torre de cimbra, que facilita el soporte sobre el terreno o cimentación durante el montaje y que, debido al husillo, se normaliza en altura para absorber las irregularidades en la superficie de soporte de la torre.

Cabezal en U

Consiste en una pieza metálica con forma de U, localizada en la zona superior de la torre, encima de los últimos montantes verticales, que facilitan el apoyo de las vigas primarias que tienen base en el encofrado.

Travesaño

Consiste en un objeto metálico horizontal de la cimbra, que enlace de forma horizontal dos montantes verticales adyacentes, incrementando la rigidez y la resistencia y equilibrio de la torre de cimbra.

Diagonal

Se trata de un objeto hecho de metal colocado en la torre de cimbra, que facilita enlazar de forma diagonal dos montantes adyacentes verticales, incrementando la rigidez y otorgando una mayor resistencia lateral y vertical de esta estructura de soporte temporal.

Los travesaños diagonales y horizontales, son rigidizadores que acomodan, adhieren y estabilizan la torre de cimbra desde su arranque. La cantidad de arriostramientos cambian en función de la altura total de la torre, por lo que se impide el vuelvo o desplazamiento de la torre de cimbra ante probables esfuerzos horizontales, permitiendo la estabilidad estructural y la capacidad de carga de la torre.

Montante

Consiste en un objeto metálico vertical de la cimbra que transmite las cargas sostenidas en el área superior de la cimbra hasta el terreno o cimentación sobre la que se mantiene la torre de cimbra.

Su montaje, arriostrado con los demás montantes verticales de la torre, constituye lo que se conoce como “módulos de la cimbra”.

Acoplamiento

Consiste en un elemento empleado para enlazar dos tubos diversos. Hay dos clases esenciales: el acoplamiento de cuña (donde la fuerza de sujeción se consigue al ajustar una mordaza sobre el tubo a través del golpeo de una cuña) y el acoplamiento roscado (en el que la fuerza de sujeción se consigue al ajustar una mordaza alrededor del conducto mediante un perno y una tuerca.

Contrapeso

Se trata de un material solido alternativo que puede tener la estructura que forma la cimbra para otorgar una mayor estabilidad frente al vuelco debido a un peso muerto.

Cimiento

Consiste en una subestructura alternativa, en terrenos con poca capacidad portante y de fuerza a compresión, que tiene como meta transmitir la carga de la cimbra a éste, en vez de hacer un apoyo directo sobre el territorio. Como cimentación de las torres pueden colocarse zapatas conformadas por durmientes de hormigón o madera.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Partesdel.com, equipo de redacción profesional. (2019, 05). Partes de la cimbra. Paola. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.partesdel.com/partes_de_la_cimbra.html.