Saltar al contenido

Partes de un glaciar

Un glaciar es una enorme estructura de hielo comprimida, que se origina durante el paso de miles de años como resultado de la nieve que se mantiene en la misma zona hasta que se convierte en hielo.

Los glaciares son las masas más grandes de la Tierra, y pueden moverse. Pueden pasar de forma lenta como ríos y moverse entre las montañas formando grietas y diversas formaciones de roca, al igual que lagos.

Se cree que los glaciares son pruebas de la última Edad de Hielo, cuando las bajas temperaturas hicieron que el hielo se orientara a latitudes más bajas, donde en la actualidad el clima es cálido y no se muestran pruebas de hielo conservado.

Actualmente se pueden ver glaciares en las zonas montañosas de todos los continentes, a excepción de Australia y algunas regiones oceánicas, y entre las latitudes 35 grados norte y 36 grados sur sólo pueden observarse glaciares en las Montañas Rocosas, México, el este de África, la cordillera de los Andes, y en el Himalaya.

En las estaciones cálidas, algunos glaciares expulsan agua de deshielo por su derretimiento y forman cuerpos de agua esenciales para la flora y fauna, sin dejar a un lado su uso para las personas. Constituyen la mayor reserva de agua dulce de la Tierra, guardando hasta tres cuartas partes.

Partes de un glaciar


Zona de acumulación

Es el área más elevado del glaciar. Usualmente es una enorme depresión cóncava localizada entre cumbres, en la que se agrupa la nieve.

En esta parte, el desplazamiento de la masa de hielo causa erosión en las laderas que la cercan, de manera que la depresión se ensancha y los picos próximos se escarpan o afilan, lo que crea el conocido circo glacial.

Grietas

Las grietas se producen las áreas donde el glaciar se mueve de forma rápida.

Morrenas glaciares

Consisten en bandas negras de sedimentos habituales en las orillas y zonas superiores del glaciar. Se producen cuando éste arrastra residuos de barro y roca mientras se mueve.

Zona de deslizamiento

Está compuesta por una o más franjas de hielo que bajan de forma lenta pendiente abajo y que ejecutan dos acciones:

Por la abrasión, las franjas excavan en la zona amplios valles con sección en U. Las rocas profundas y las paredes de dichos valles muestran rocas aborregadas, conocidas de esta formas por la presencia de marcas parecidas a las estrías.

Los materiales que arranca y mueve la franja del glacial se agrupan en depósitos conocidos como morrenas, que, dependiendo donde se localicen, pueden ser laterales, de profundidad o centrales.

Zona terminal

El área terminal es la parte más baja del glacial. En esta zona, el hielo se quiebra, se funde y se deposita los componentes que llevaba, conocidos como tilillas.

¿Cómo se forman los glaciares?


El comienzo de un glaciar abarca la permanencia de la nieve en una misma zona por todo un año.

En la atmósfera, las partículas de vapor de agua se pegan a otras moléculas de polvo, originando así estructuras de cristal. Entonces otras partículas de vapor de agua se añaden a los cristales y se producen los denominados copos de nieve.

Los copos llegan a alguna montaña. Con el transcurso del tiempo, las nevadas cubren los primeros copos y empieza a agruparse la nieve suficiente para transformarse en grandes masas de hielo. Todos los años las nuevas capas aplastan las capas viejas; esta comprensión causa que la nieve se cristalice nuevamente debido a que el aire entre los cristales se reduce.

Los cristales se vuelven más grandes, por lo que la nieve se espesa e incrementa su densidad. En algún momento no soporta la presión del hielo y empieza a moverse hacia abajo, produciendo una clase de río que serpentea hacia un valle.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Partesdel.com, equipo de redacción profesional. (2017, 10). Partes de un glaciar. Equipo de Redacción PartesDel.com. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.partesdel.com/glaciar.html.