Saltar al contenido

Partes del clóset

Clóset, también conocido como armario, consiste en un mueble cerrado por puertas, en cuya distribución interna pueden encontrarse estantes o colgadores para perchas y cajas, creado para almacenar cosas.

Las puertas pueden ser correderas o batientes, empleándose las primeras en zonas de paso estrecho ya que requieren menos espacio.

El clóset es característico de cualquier estancia de la casa, adaptando su forma y tamaño al empleo al que va destinado: en la cocina son diminutos y se ponen bajo la encimera o colgando en la pared, y se emplean para almacenar alimentos o piezas de la cocina.

Si se ponen en los recibidores para dejar piezas de abrigo, se conocen como gabaneros en algunas zonas. En los cuartos de baño son diminutos y funcionan para resguardar artículos cosméticos o de higiene individual.

En compañías, talleres o laboratorios se emplea un armario ignífugo para resguardar productos ante la posibilidad de un incendio. El armario metálico se emplea usualmente en la industria.

Partes de un clóset


Puertas

Consiste en una apertura de un espacio diseñada para facilitar el paso cuando así se quiera.

Una puerta se puede abrir para dar ingreso y cerrar más o menos de manera segura utilizando una combinación de candados y cerraduras.

Las puertas son consideradas elementos casi universales en los edificios de toda clase, facilitando el paso entre el interior y el exterior, y entre cuartos internos. Cuando están abiertos permiten la entrada de luz y ventilación.

Son muy empleadas y están en las paredes o tabiques de un espacio o edificación, los muebles como los clósets, vehículos o contenedores. Se usan de igual forma para detectar las zonas de un edificio para un objetivo estético, conservando separados los espacios “formales” y funcionales.

Cornisa

Consiste en la zona superior y más saliente de un edificio, por ejemplo. Tiene como función esencial impedir que el agua entre de forma directa sobre un muro o pared o se deslice por el mismo, además de rematar, por ejemplo, una edificación.

En el área de la arquitectura clásica es parte del entablamento, y está conformada de algunas molduras; se conocen dos clases: de denticulada y cincha. La cornisa, además de sus funciones usuales, de forma histórica ha simbolizado una pieza importante en la decoración.

Cajón

Consiste en un receptáculo en el que se ponen diversos elementos. Suelen estar adheridos a escritorios, mesas u otros muebles. Para almacenar pertenencias o información importante, muchos cajones poseen una cerradura.

Existen unos cajones que sirven más que otros, esto se debe a que se abren o cierran de forma más sencilla; usualmente por el uso de algún mecanismo que haga más fácil el deslizamiento, y que conserve la alineación durante un movimiento de tipo lineal.

Esto puede ser una estructura en la zona céntrica del cajón o un sistema de rieles en los dos extremos del cajón, con el fin de que durante su operación los cajones sigan alineados al mueble.

Estos mecanismos pueden o no tener otros objetos que faciliten el desplazamiento y que hagan más sencilla la lubricación. Los cajones pueden tener o no manijas para ser más simple el uso. Las manijas agregan un elemento de decoración, además de funcional.

Repisa

Es un objeto del diseño o arquitectura que funciona como soporte de algo. Consiste en un estante largo de forma horizontal que se adhiere a una pared para que puedan sostenerse cosas en la superficie.

Otros nombres que posee son anaquel o estante, siendo el primero el que tiene una etimología peculiar.

Aunque no se conoce el origen del término anaquel, se piensa que puede ser de la palabra manáquil, vocablo árabe hispánico de forma plural y cuyo singular es manqálah que se refiere al soporte de algo.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Partesdel.com, equipo de redacción profesional. (2019, 05). Partes del clóset. Paola. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.partesdel.com/partes_del_closet.html.