Saltar al contenido

Partes internas del ojo

De latín oculus. El ojo es el órgano donde se registra el sentido de la vista, el cual permite la visión en las personas y en los animales. Este detecta y convierte la luminosidad y sus variaciones en impulsos nerviosos, los cuales son interpretados por el cerebro.

El globo ocular tiene una forma esférica achatada con diversas partes internas que se conectan con el cráneo, como es el caso de los músculos del ojo, los cuales controlan los movimientos del ojo y a la vez lo mantiene en posición.

Partes internas del ojo


Lente cristalino

Lente cristalino del ojo humano.

Se trata de un cuerpo transparente ubicado justo detrás del iris y de una forma suspendida.

Su función principal es la de enfocar la luz que accede a la retina hacia la zona posterior.

Esta parte enfoca en la retina el haz de luz. Presenta la forma de un lente biconvexo y está formado por tejido transparente.

En combinación con la córnea, llega a ser el responsable de que los rayos de luz y la nitidez de la imagen esté bien enfocada en la retina.

Mácula

Abarca una pequeña porción de la retina, esta ofrece una visión clara y central, o simplemente una visión en línea recta.

Cámara anterior

Es el espacio que se muestra entre el iris y la córnea. En sí se trata del cristalino del ojo compuesto por el humor acuoso, el cual se presenta como un fluido claro y a la vez transparente. Esta parte limita por detrás con la cara anterior del iris y por delante con la córnea.

Cámara anterior.

Cámara posterior

Limita por detrás con la cara anterior del cristalino y por delante con la cara posterior del iris.

Cuerpo ciliar

Se trata de la capa vascular que se encuentra entre la membrana coroides y el iris. Esta posee los músculos de sostén y llega a producir el fluido acuoso.

Este permite tanto que el cristalino pueda cambiar de forma, como a la vez produce que salga el humo acuoso por medio del canal de Schlemm.

Coroides

Se encuentra en la capa media del ojo, al igual que el cuerpo ciliar y que el iris. Este está formado por vasos sanguíneos, siendo el tejido en todo el cuerpo con tejidos capilares más fuertes.

Estos se encargan de mantener nutrida la retina y evita la luz directa gracias a su pigmentación.

Nervio óptico

Este se encarga de transmitir al cerebro todos los impulsos nerviosos de los conos y del cerebro.

Es la parte que se encarga de transmitir el mensaje visual desde la retina al cerebro, este está conformado por un cable formado de muchas fibras nerviosas.

Retina

Se trata de una de las capas del ojo más profunda e interna, la cual resguarda las células nerviosas que son muy sensibles a los efectos de la luz; y al igual contiene las fibras que al unirse crean el nervio óptico y mantienen un recorrido hasta el cerebro.

Esta parte del ojo tiene una gran sensibilidad a la luz. Está conformada por bastones y por conos.

La Retina.

Los conos se encargan de enviar información acerca del color y de la nitidez, donde el ojo posee aproximadamente unos 6 millones que llegan a ser muy sensibles a la luz.

En torno a los bastones que también son muy sensibles a la luz hay alrededor de 120 millones.

Estos se llegan a estimular según la cantidad de luz que reciben enviando así informaciones hacia el nervio óptico.

Humor vítreo

Está conformado por un 98 por ciento de agua.

Presenta una consistencia gelatinosa y es el encargado de hacer que el ojo se recupere cuando sufre de algún traumatismo, ocupando así las dos terceras partes del globo ocular.

Este es transparente, lo cual permite una excelente imagen óptica.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Partesdel.com, equipo de redacción profesional. (2017, 11). Partes internas del ojo. Equipo de Redacción PartesDel.com. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.partesdel.com/internas_ojo.html.