Un texto es un conjunto de enunciado o mejor dicho oraciones con sentido completo. La extensión del texto no está estipulado, pero si cumple con sus partes, que mencionaremos más adelante y es coherente no importa el número de párrafos.

Existen varios tipos de textos como son expositivos, informativos, argumentativos, narrativos, descriptivos, científico, entre otros, los mismos tienen en común la forma en que se desarrollan, pues la introducción, desarrollo, debate y conclusión es la estructura que se sigue. Cada una de estar partes debe conformar la idea del párrafo.

Partes del texto


Inicio o introducción

Durante la introducción se exponen los temas que se trataran en el transcurso del texto, es decir, en el desarrollo. Las afirmaciones realizadas en la introducción deben ser sustentadas en el desarrollo y exaltada en la conclusión.

Si la introducción no plantea los argumentos tratados el lector no pondrá comprender el texto, y en algunas ocasiones deja de leer el texto por entender que las primeras páginas no motivan a que siga leyendo o en tal caso no presenta una idea clara de lo que se quiere comunicar.

El inicio del texto debe tener claro y conciso. En esta primera fase el autor no debe abundar demasiado en un mismo eje.

Es objetivo esencial de la introducción es anunciar el tema, expresar su beneficio o ventaja. Si estos conceptos se plantean adecuadamente se logrará seguir al segundo paso de manera firma y al final se obtendrá como resultado un buen texto. Para su elaboración no existe una línea recta, pues el autor según su estilo de escritura o inspiración puede elegir la forma de iniciar la introducción, sea con una afirmación, descripción o anécdota.

Desarrollo

En el desarrollo las afirmaciones y planteamientos que se hicieron durante la introducción se sustentan, es decir, se explica el porqué de aquellos  enunciados expuestos en las primeras páginas. Además se explican los conceptos planteados.

Cuando el escritor se encuentra en la parte del desarrollo debe solucionar los problemas o ideas de la introducción. Se debe estar consiente de qué cada parte de un texto está unida por la idea central y que el autor no puede salirse del contexto planteado, a menos que haga referencia a algo en específico y explique la razón por la cual es tema se relaciona con sus planteamientos.

Conclusión

En la conclusión se presenta un resumen de los aspectos más importantes a destacar durante todo el texto, pero al presentar estas ideas se tiene dar un bosquejo de la importancia de la misma.

En la conclusión es  transcendental demostrar las declaraciones hechas durante todo el texto. Esto se puede dar a conocer por ejemplos palpables y que sean demostrables, estadísticas, gráficos, infografías, entre otros.

Si la conclusión no abarca los aspectos mencionados más arriba, entonces el lector no hará una reflexión del tema en cuestión, que en la mayoría de los casos esto es lo que se busca.

La conclusión indica el final del texto, por ende, se debe culminar enriqueciendo los pensamientos de lector.

  



Publicaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Equipo de Redacción PartesDel.com.
Fecha de publicación: Marzo 14, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: