El rostro constituye la parte frontal de la cabeza. En su superficie se ubican el sentido de la vista, de la audición, del paladar y del olfato. Cada rostro posee sus propios rasgos que lo distingue uno de otro.

El rostro permite la comunicación. Analizando el lenguaje corporal de la cara, se puede percibir tanto las expresiones como emociones; y algunos rasgos del carácter de un individuo. Facilita a comprender mejor los rasgos faciales que denotan si la persona esté de buen humor o mintiendo.

Entre los elementos que se encuentran en el rostro, cabe mencionar: frente, cejas, ojos, pestañas, nariz, orejas, párpados, pómulos, barbilla, cabello, etc.

Partes del rostro


Nacimiento del cabello

Es el área superior de la frente donde inicia el cuero cabelludo, y se desarrolla el pelo.

Cabello

El cabello es una fibra de queratina muerta que recubre gran parte del cuerpo humano. El cabello se divide en tres partes: cutícula, corteza y médula. El cabello sirve de abrigo para temperaturas frías.

Frente

Comprende la zona del rostro entre las cejas y el nacimiento del pelo. El músculo frontal que se aloja en la frente, permite que se puedan levantar las cejas y arrugas.

Sienes

La sien forma parte de los costados laterales del rostro. Son dos secciones que se ubican encima de los pómulos, y permiten apreciar el pulso sanguíneo y la flexión de los músculos faciales.

Cejas

Las cejas constituyen un área velluda sobre la cuenca del ojo. Las cejas protegen los ojos del polvo, sudor, lluvia y demás elementos que puedan introducirse o acercarse a los ojos.

Ojos

El ojo es aquel órgano que permite que se produzca la visión por medio de estímulos lumínicos. Los ojos están compuestos por: córnea, cristalino, párpados, pestañas, retina, pupila, iris y nervio óptico.

Pómulos

Es un hueso prominente que forma parte de la mejilla. Auxilia a sostener los componentes de la cara.

Mejillas

Es la zona carnosa del rostro que constituye parte de los pómulos y la boca. Se compone de músculos y arterias necesarios para la flexión de la boca.

Nariz

Es el órgano respiratorio externo que se destaca de la cara. Se sitúa entre la boca y los ojos. Permite que se realice el sentido del olfato y la respiración. La nariz está conectada con la faringe.

  

Las partes de la nariz son: tabique nasal, aletas, fosas nasales y vellos. Dentro de sus aletas, hay una mucosidad que preserva la humedad de su interior.

Surco nasolabial (filtrum)

Es una hendidura que separa las fosas nasales del labio. La longitud y anchura del surco o filtrum, se determina por medio de los rasgos genéticos. Juega un papel durante la formación del rostro en el primer mes de un embarazo.

Labios

Forma parte del exterior de la boca. Está constituida por el labio superior, labio inferior, filtrum, arco de cupido, línea blanca del labio superior, y comisura labial.

Existen más de cinco músculos en el área de los labios: elevador del labio superior, cigomático mayor, cigomático menor, canino, risorio de Santorini, orbicular de los labios, bucinador, depresor del ángulo de la boca, depresor del labio inferior, triangular de los labios, cuadrado de la barba y mentoriano. El más importante es el orbicular de los labios, puesto que permite que se produzca la respiración nasal y que el esfínter oral se pueda cerrar.

Dientes

Son unas estructuras calcificadas que conforman parte de la boca y son cruciales para el sistema digestivo. A través de los dientes, se pueden masticar los alimentos. El cuidado de los dientes es de vital importancia para mantener la boca saludable, por ello se deben cepillar los dientes regularmente.

Lengua

Es un órgano que indica el sabor de lo que ingerimos (comidas y bebidas). Junto a los dientes y a los labios, permite la formación de palabras para la comunicación.

Mentón o barbilla

Es la parte prominente del rostro que forma la punta inferior. Se encuentra debajo del labio inferior, separado por el hueco del mentón. La barbilla puede tener una forma triangular, redonda, ovalada, diamante, alargada, reducida, sobresaliente, baja o rectangular.

Especialistas como Nathan Holton de la Universidad de Iowa, consideran que la barbilla es un resultado de la adaptación evolutiva. Puesto que somos los únicos seres vivos con mentón tan sobresaliente.

Orejas

Constituye el órgano externo formado por cartílagos que permite la audición. Las orejas se componen de: hélix, trago, antitrago, concha, meato auditivo, cauda helicis, fosa navicular, crus hélix, antehélix y lóbulo. Las orejas son muy susceptibles a sonidos fuertes y agudos; y se recomienda no introducir ningún líquido en su interior.

Cuello

Es aquella parte del cuerpo que conecta la cabeza y el tórax al tronco. En su interior, se encuentra la garganta.

Piel

Es el órgano fuerte que recubre el cuerpo humano. La piel de la cara es muy sensible y está expuesta a factores externos, como los rayos ultravioletas del sol. Para evitar que la piel del rostro se reseque, se recomienda usar cremas o lociones acorde al tipo de piel.



Publicaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Equipo de Redacción PartesDel.com.
Fecha de publicación: Marzo 21, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: