El ojo es un órgano visual que posee una estructura en forma de globo y está encargado de detectar y convertir la luz en impulsos nerviosos (impulsos electroquímicos) que viajan a través de neuronas para generar finalmente, uno de los más importantes sentidos, la visión.

Este órgano, que se encuentra internamente dentro de la cavidad craneal llamada orbita, es de 2,5 centímetros de diámetro y junto a otro se encuentra ubicado, externamente, en la parte alta del rostro humano; cada esfera visual tiene dentro un gel transparente que se conoce como humor vítreo. Además, estas esferas están cubiertas por cierto conjunto de músculos, los cuales permiten la realización del movimiento visual.

El ojo funciona de manera que recibe estímulos luminosos provenientes del entorno. Cuando la luz traspasa la lente del ojo, esta forma una imagen invertida sobre la retina, donde la imagen se convierte en impulsos nerviosos, los cuales llegan a la región posterior del cerebro a través del nervio óptico, y para que así, finalmente la imagen sea interpretada.

Partes del ojo


Córnea

La cornea es aquella estructura del ojo que se encarga de permitir el paso de luz que se encuentra en el exterior al interior. Además, tiene como función importante, junto con el párpado, la protección del iris y el cristalino.

Físicamente, debe ser transparente y poseer una curvatura correcta para un funcionamiento adecuado.

Pupila

La pupila es un círculo negro que se encuentra localizado en el centro del iris, y es el encargado de posibilitar la entrada de la luz al interior del ojo contrayéndose o dilatándose para regular los niveles de luz que acceden a la retina.

La pupila posee un tamaño, generalmente de 3 a 4 milímetros de diámetro y que puede variar hasta 9 milímetros, dependiendo de la persona o la situación, como por ejemplo, su ensanchamiento en lugares más oscuros.

Iris

Se trata de una membrana con espesor de 0,3 milímetros aproximadamente, que se identifica como la zona coloreada del ojo.

La función principal del iris es el control de la entrada de la luz en los ojos, la cual funciona como diafragma de una cámara fotográfica. Es por ello que cuando entra poca luz en los ojos, notoriamente la pupila se encoge, es decir que los músculos orbiculares del iris se contraen, y cuando entra mayor cantidad de luz, esta se dilata para dar entrada a la luz.

Cuerpo ciliar

Se trata de una parte del ojo que se encuentra justo después del iris y antes de la coroides. Este está compuesto por dos estructuras conocidas como procesos ciliares y musculo ciliar.

El funcionamiento de dichas estructuras se caracterizan por producir el humor acuoso del ojo y el cambio de forma del cristalino, con el fin de encontrar una posición adecuada y así mismo un correcto enfoque de la visión.

Coroides

Se conoce como coroides a una capa delgada de tejido que compone la capa intermedia de la pared del ojo, y se ubica entre la esclerótica y la retina.

  

La coroides se encarga de importar oxígeno y nutrientes al ojo.

Esclerótica

La esclerótica, conocida también como zona blanca del ojo, es una capa externa fibrosa del ojo que posee colágeno y fibras flexibles. Tiene como función principal la protección de las estructuras sensitivas en el ojo.

Cristalino

Es una estructura o cuerpo transparente en forma de lente que se encuentra localizada detrás de la pupila y delante del humor vítreo, y tiene como función posibilitar el enfoque de imágenes, o en otras palabras, hacer posible que coincidan los rayos luminosos para formar imágenes sobre la retina.

La forma de este cuerpo es modificada por un músculo que altera su curvatura para lograr el enfoque en objetos cercanos y objetos alejados.

Retina

Es aquella capa delgada y más interna en el ojo que se conoce como antena captadora de luz, pues su función principal es traducir las señales de luz en impulsos nerviosos, es decir, funciona como una especie de pantalla sobre la cual la córnea y el cristalino focalizan las imágenes recibidas.

En el centro de la retina se encuentra una región conocida como macula, la cual permite la visión de detalles, y de esa forma, la lectura y visión de colores.

Nervio óptico

Es el nervio complejo responsable de conectar cada globo ocular desde la retina hasta el cerebro, es decir, de transmitir la información percibida por el ojo para que pueda ser procesada por el cerebro.

Humor vítreo

Se trata de una masa o líquido gelatinoso que se encuentra ubicado entre la retina y el cristalino y que ayuda a mantener la forma del ojo y uniformidad en la retina para una nítida recepción de imágenes.

Humor acuoso

Es un líquido claro que se encuentra en la cámara delantera y trasera del ojo, y que tiene como función nutrir y oxigenar diversas estructuras del globo ocular, mencionando como ejemplo a la córnea y el cristalino.

Conjuntiva

Es un tejido transparente que cubre el interior de los parpados y la esclerótica. Este se encarga de lubricar el ojo produciendo aceites y mucosas, y de este modo, prevenir el acceso de microbios en el mismo.

Partes anexas del ojo


Párpados

Son un par de placas de piel, superior e inferior, que se encuentran en cada ojo, que funcionan como ayudante para atenuar la luz e hidratar la córnea, para así permitir la limpieza del ojo.

Cejas

Se trata de una zona prominente en el rostro humano, cubierta de pelo, que se encuentra sobre la cuenca del ojo y que brinda protección a los ojos de diferentes factores como sudoración, lluvia o polvo.

Pestañas

Son conjuntos de pelos que se encuentran en los parpados y son capaces de evitar el ingreso de partículas externas al ojo.



Publicaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Equipo de Redacción PartesDel.com.
Fecha de publicación: Febrero 13, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: