De nombre científico Vitis vinifera. La vid es una planta que forma parte de la familia de las vitáceas, que nacen en ramas muy sudorosas o sarmientos, presentando así un tallo corto y a la vez leñoso.

La palabra como tal procede del latín vitis, que alude al árbol de conocimiento. Generalmente nacen de forma silvestre, caracterizándose por tener hojas dentadas, alternas y palmatinercias con forma de corazón y con 3 a 7 lóbulos.

Su fruto es el empleado para la realización de vinos, aunque también puede ser consumido fresco, en frutos, o se puede emplear para la realización de recetas debido a su dulce sabor.

Partes de la vid


Tronco

Se trata del apoyo de toda la planta, tanto de los tallos y hojas como de sus flores y frutos. Crece a variada altura según sus sistema de formación.

Su altura dependerá directamente de la poda de formación, sin embargo varía en un parral de 0.1 m a 2.0 m; y de diámetro oscila entre los 0.10 y los 0.30 m.

Las plantas maduras de vid suelen tener un tronco con tres brazos o ramas cortas, los cuales se sitúan en lugares distintos acorde al sistema de formación. Siendo algunos de estos sistemas los cordones, que llegan llegan a ser cañas semi-permanentes del tronco.

Es en esta parte de la vid donde todas las sustancias de reserva se almacena, además es el conducto de la savia y el agua, y la zona donde los pámpanos de la cepa y los brazos se sujetan.

Zarcillos

Se trata de estructuras muy parecidas a los tallos, los cuales cumplen la función de sujeción –trepadora-. Estos pueden ser trifurcados, bifurcados o pilufurcados.

Raíces

Se trata de la parte de la planta que permanece enterrada en el subsuelo, aunque cierta parte de ella también se muestra aérea en la tierra. Estas le sirven como elemento de ancla a la planta, sujetándose fuertemente del subsuelo. Al mismo tiempo llega  a estabilizar la estructura aérea.

Es la que da paso a la formación de las hormonas de crecimiento, permite que las sustancias de reservas se acumulen sin problema alguno, y hace posible que el agua y los minerales sean bien absorbidos por la planta.

Las raíces pueden formarse de la radícula de la semilla, donde solo desarrolla una raíz pivotante y principal, y a partir de ella saldrán las demás raíces. También registran un origen adventicio, la cual puede surgir de células del periciclo o capa rizógena, desarrollándose a nivel de los nudos del tallo.

  

Tipos de raíces de origen adventicio

  • Raíces subterráneas: compuesta por tres o seis raíces primarias las cuales se desarrollan por todo el suelo.
  • Raíces aéreas: son las que crecen en brazos, troncos o sarmientos, las cuales suelen aparecen en zonas húmedas y tropicales.

Ramas

También se le conoce como brazo. Estas suelen conducir los nutrientes por toda la vegetación y en los frutos. Estas están recubiertas por una corteza.

Yemas

Se trata de los órganos de la vid que posee los primordios de brotación que originarán las primeras hojas y todos los racimos que contendrán el futuro pámpano.

Hojas

Estas suelen ubicarse en todo el alrededor del tallo, formando un espiral de 2/5, o sea, que hay que dar dos vueltas al tallo para dar con la hoja siguiente, contando en 5.

Partes de la hoja de vid

  • Limbo: son los nervios que se muestran en el peciolo, los cuales se ramifican.
  • Peciolo: también llamado rabillo, se encuentra insertado en el pámpano.

Pámpano

Se trata de un brote que surge cuando una yema normal se desarrolla. Esta parte es el que porta las inflorescencias, las hojas, las yemas y los zarcillos.

Fruto

Se trata de las baya que forman los racimos, las cuales se crean a partir de las hojas, Estos granos pueden tener formas esféricas, alargadas, elipsoidales, ovoides, esféricos, etc.



Publicaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Equipo de Redacción PartesDel.com.
Fecha de publicación: Mayo 11, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: