Del latín tibia. La tibia, es el hueso largo que se encuentra en la parte interna y anterior de la pierna, el cual tiene un forma de prisma triangular. Articula con el peroné, el astrágalo y con el fémur.

Este tiene dos curvaturas que marcan un sentido contrario: donde la curvatura inferior llega a ser cóncava en dirección hacia dentro; y la superior es cóncava hacia afuera.

Está compuesto por una diáfisis y por dos epífisis. Ubicada justo al lado del peroné, con el cual se articula en su extremo proximidal y distal;  y con relación a la pierna se halla en el lado medial.

La tibia llega a ser uno de los huesos de mayor tamaño y fuerza de la pierna, encontrándose justo bajo de la rodilla, siendo el hueso que conecta con el tobillo.

Su función principal es aguantar todo el peso del cuerpo y a la vez servir como medio de apoyo para la locomoción.

En los animales artrópodos la tibia llega a ser una de las partes que forman sus patas, como es la coxa, el fémur, el tarso y el trocánter. Algunos insectos llegan a tener patas compuestas por estas cinco partes.

En la sociedad el término tibia también se usó para definir aquella persona indecisa o al sujeto que se le hace difícil tomar alguna posición por algo.

Partes de la tibia


Epífisis proximidal

Esta es la que interviene para hacer posible la articulación de la rodilla, el cual mantiene relación directa con el fémur.

Epífisis distal

Es la parte que comparte la articulación del tobillo con la epífisis distal del peroné.

Borde anterior

También se le conoce como cresta anterior de la tibia. Finaliza por la parte inferior con el maléolo, y termina por la superior con la tuberosidad anterior.

Borde interna

Es aquella que presenta la inserción de la aponeurosis palmar. Parte donde se inserta la aponeurosis tibial.

Borde externa

Se trata de la parte que se halla del lado contrario al maléolo interno. Este posee una superficie articular en su parte inferior para el peroné.

  

Es en esta parte de la tibia donde se inserta la membrana interósea.

Cara externa

Es aquí donde se llega a insertar el tibial anterior.

Cara posterior

Es la parte donde se halla la cresta oblicua de la tibia.

Cara interna

Es la cara que está en contacto directo con la piel, la cual se distingue por ser muy lisa.

Cara inferior

Esta se llega a articular con la tróclea del astrágalo a través de una superficie lisa, cuadrilátera y uniforme.

Cara medial

Es la cara que presenta una prolongación hacia abajo a través del maléolo medial, el cual presenta una cara medial lisa y convexa.

Cara lateral

Es la que muestra una dirección hacia atrás, y muestra la superficie articular para la extremidad baja del peroné.



Publicaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Equipo de Redacción PartesDel.com.
Fecha de publicación: Mayo 23, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: