Saltar al contenido

Partes de la piel

La piel es un órgano que constituye la capa protectora que recorre y recubre el cuerpo de los seres humanos, plantas (se le llama epidermis en su caso) y animales. Cubierta de vellos, es un órgano largo (el más grande del cuerpo humano) que puede alcanzar hasta dos metros cuadrados de largo y un grosor de 0,5 – 4 milímetros.

La piel protege el cuerpo de la deshidratación y factores ambientales externos como el clima; protege de bacterias y microbios que desean invadir; protege los tejidos, órganos internos y huesos; ayuda a regular la temperatura, absorbe vitamina D por medio de los rayos solares; expulsa los desechos que el cuerpo descarta (orina, sudor, etc); controla las terminaciones nerviosas que regulan la sensibilidad; regenera células cuando aparece una herida o un golpe; entre otros.

La piel se divide en tres capas fundamentales, éstas son: epidermis, dermis e hipodermis. Cada una aloja nervios, estratos o capas, nervios, glándulas y demás, que auxilian en la ejecución de sus tareas.

Partes de la piel


Epidermis

La epidermis es un escudo defensor del exterior del cuerpo humano, forma parte de la capa más superficial de la piel y está constituida por células epiteliales. La dermis le provee las sustancias y nutrientes necesarios para esta capa a través de los vasos sanguíneos. Hay una serie de elementos que forman parte de la epidermis, como estratos o subcapas. Algunos de estos elementos son:

  • Estrato basal. Es la capa más profunda de la epidermis que está adherida a la dermis por medio de una capa ondulada (papila dérmica). En su interior, se encuentran células como los queratinocitos y células de Merkel.
  • Papila dérmica. Conformada por un grupo de células de la piel, transporta por medio vasos sanguíneos, los alimentos y el oxígeno necesario para que la raíz del pelo pueda crecer.
  • Estrato espinoso. Se trata de un sistema de hebras que forman un tejido compuesto de células queratinocitos. En esta capa se forma la queratina.
  • Estrato granular. Es una capa o estrato fino formado por varias filas de células. En esta área se continúa el proceso de la queratinización. Las células empujan la queratina hacia las capas superiores. Los orgánulos laminares que se encuentran en las células, liberan glucolípidos que cubren la membrana celular y le proporcionan impermeabilidad a este estrato. Este proceso disminuye el tránsito de nutrientes, y hace que las capas de células que recubren en la parte superior mueran.
  • Estrato claro o lúcido. Es un estrato presente en la piel gruesa de las palmas de las manos y los pies. Está formado por unas capas de células queratinocitos muertas, aplanadas y translúcidas; funcionan como barrera entre el estrato granuloso y el córneo.
  • Estrato córneo. Es aquella capa externa de la epidermis formada por 20 subcapas de células muertas y poros, como las glándulas sudoríparas y las glándulas sebáceas. Cuando éstas células muertas se despegan de la capa, se produce una descamación. Crea una barrera protectora junto al manto ácido protector, contra hongos y bacterias que se puedan introducir o afectar la piel.
  • Manto ácido protector. Es un manto que cuida al cuerpo de productos químicos alcalinos.
  • Células. Existen cuatro tipos distintos de células en la epidermis. Estas son: queratinocitos (producen queratina), melanocitos (segregan melanina), células de Merkel (sirve como receptor del sentido del tacto por medio de sus discos) y células de Langerhans (devora tejidos que auxilian en la activación del sistema inmunológico).

Dermis

Zona de la piel fuerte, resistente y flexible gracias al colágeno y elastina que alberga; mantiene el cuerpo unificado. En su interior están fibras nerviosas, vasos y glándulas. Se distribuye en dos capas, una inferior y otra superior. A través del ácido hialurónico que obtiene de sus tejidos, fija el agua y contribuye a que el cuerpo mantenga su volumen.

  • Capa inferior. También conocido como estrato reticular, es una capa gruesa y extensa que tiene un acercamiento con el subcutis.
  • Capa superior. Se le conoce como estrato papilar por igual. Esta capa esta unida por medio de ondas con la epidermis.
  • Folículo piloso. Es una bolsa que se origina en la hipodermis y atraviesa parte de la epidermis. En su interior, ocurre la división celular y también nace el cabello.
  • Vasos linfáticos. Son tubos que componen el trayecto vascular. Ayudan a reabsorber los líquidos y proteínas suficiente para el cuerpo.
  • Receptores sensitivos. Son terminaciones nerviosas que perciben el dolor y las sensaciones de tacto en las manos y pies.
  • Vasos sanguíneos. Son los tubos que transportan la sangre, oxígeno y nutrientes por todo el cuerpo. También eliminan desechos y mantienen nutrida la epidermis.
  • Glándulas sudoríparas. Expulsan líquidos y ácidos lácticos (como sudor) que la piel no necesita.
  • Glándulas sebáceas. Se encargan de liberar aceites en la superficie exterior de la piel.

Hipodermis o subcutis

Constituye la capa más recóndita que almacena grasas, unifica la piel con los tejidos, sirve de amortiguadora, y de aislante térmico cuando el cuerpo pierde calor. En su interior, se encuentran células adiposas, fibras colágenas especiales y vasos sanguíneos.

  • Células adiposas. Ayudan en la función de amortiguar impactos o golpes.
  • Septos tisulares (fibras colágenas especiales). Estas fibras mantienen los tejidos enlazados con las células adiposas.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Partesdel.com, equipo de redacción profesional. (2017, 03). Partes de la piel. Equipo de Redacción PartesDel.com. Obtenido en fecha , desde el sitio web: http://www.partesdel.com/partes_de_la_piel.html.