Saltar al contenido

Partes de la multiplicación

Las multiplicaciones son operaciones matemáticas que consisten en obtener el resultado de sumar un número de acuerdo la cantidad de veces que indique otro, es decir, es la repetición de una cantidad o un número de cosas.

Esta palabra tiene su origen en el latín “multus”, que viene a significar mucho, unido al término “plico” que quiere decir doblar. Las cifras que intervienen en la multiplicación se denominan factores, y el resultado que se obtiene de la multiplicación se llama producto.

Las multiplicaciones siguen la propiedad conmutativa. Esto es, el orden en que se disponen los factores no cambia cual será el producto final. A parte de esta, otra propiedad que está ligada a las multiplicaciones es la asociativa. Esta defiende que se pueden juntar los factores de cualquier forma sin que se altere el producto.

Una de las particularidades de estas operaciones es que cuando se incluye en ellas los números con signos negativos, es necesario ser consciente de que menos por menos es más. Es decir, si se multiplican dos números negativos, se obtendrá uno positivo.

Partes de la multiplicación


Factores

También son denominados coeficientes. Hacen referencia a los números que van a multiplicarse entre sí. Usualmente suelen ser dos números, ya que en los casos que se realizan estas operaciones en la vida cotidiana, nos suele interesar conocer el producto que da como resultado de dos magnitudes.

Sin embargo, los factores pueden ser más. En la vida diaria los tres factores o tres magnitudes también pueden aparecer (ej. hallar los metros cúbicos de una sala). Si lo que se quiere es practicar y hacer ejercicios sin un fin claramente funcional, los factores pueden ser cuantos se deseen.

Cuando los factores son dos, se denominan de la siguiente forma:

  • Multiplicando: hace referencia al primer número de la multiplicación
  • Multiplicador: es el número que aparece como segundo factor. Este corresponde al número de veces que se debe sumar el multiplicando.

De forma escrita, estos factores se pueden colocar uno encima del otro. Es decir, el multiplicando arriba y el multiplicador abajo. A la izquierda del segundo, se coloca el signo de la multiplicación, que sería una x. por último se dibuja una línea recta en la parte de abajo. Debajo de esta raya se escribiría el resultado o producto.

Esta forma de visualizar la multiplicación no es la única, también se puede hacer en línea. Es decir colocando el multiplicando, a su derecha el símbolo x, luego el multiplicador, un símbolo de igual y a continuación el resultado.

Producto

Es el resultado final de la cuenta matemática. En el caso de que la multiplicación se haya hecho por partes, en caso de que los números sean cantidades elevadas, se obtendrán productos parciales o intermedios, los cuales deben sumarse para obtener el resultado total.

Cuando ambos factores son números de más de 10 unidades, los productos intermedios se hallan haciendo la operación matemática entre el multiplicando y la cifra que represente las unidades del multiplicador. La cantidad que se obtenga será un producto parcial que se sumará al resto de productos intermedios que se obtienen de multiplicar el primer factor por el número que aparece en la cantidad de las decenas, de las centenas, etc. El total de esta suma dará el producto final.

Signo

El símbolo más típico y característico para expresar una multiplicación, es la X. sin embargo, también se utiliza como signo un punto: “ · “. Este segundo estilo no se utiliza cuando las multiplicaciones se escriben de forma vertical, si no cuando se representan de forma vertical (lineal), especialmente cuando están dentro de otras operaciones más complejas denominadas ecuaciones.

Estas formas de multiplicar que han sido descritas son las que se utilizan actualmente en el mundo desarrollado, sin embargo, a lo largo de la historia se han utilizado otro tipo de metodologías que cambiarían los elementos que forman las partes de esta cuenta:

  • Método ruso: consiste en escribir los dos números que se van a multiplicar formando dos columnas. En ellas se realizan una serie de multiplicaciones y divisiones secundarias y más sencillas que siguiendo cierta técnica darían el resultado final.
  • Método egipcio: el cual utilizaría también una táctica que incluye la utilización de dos columnas, pero de forma diferente al método anterior.
  • Método maya: se basa en obtener el resultado mediante el dibujo de líneas rectas, tantas como indique cada uno de las cifras del número y contando una serie de puntos donde se cruzan estas líneas.
  • Método árabe: en el que se incluyen una serie de figuras que representan tablas con filas y columnas. El método incluye la división de estas casillas de la tabla en dos.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Partesdel.com, equipo de redacción profesional. (2017, 03). Partes de la multiplicación. Equipo de Redacción PartesDel.com. Obtenido en fecha , desde el sitio web: http://www.partesdel.com/partes_de_la_multiplicacion.html.