Saltar al contenido

Partes de la célula eucariota

La célula eucariota es aquella que se encuentra presente en organismos vivos y que no tiene membrana que la recubra o proteja del ambiente exterior. Además, este tipo de células se caracterizan por poseer un núcleo celular definido y delimitado por una membrana nuclear, dentro del cual puede encontrarse la información o material genético del ser vivo, es decir, el ácido desoxirribonucleico (ADN).

Las células eucariotas se dividen en dos tipos: célula animal, la cual se encuentra presente en los tejidos de los seres humanos y los animales; y la célula vegetal, que se encuentra en el tejido de los vegetales, o miembros del reino plantae.

Este tipo de células se caracterizan por realizar un proceso de reproducción de las células somáticas que componen, llamado mitosis, el cual consta de seis etapas: interfase, profase, metafase, anafase, telofase y citocinesis.

Partes de la célula eucariota


Membrana Plasmática

La membrana plasmática, o membrana celular, es una especie de envoltura que rodea la célula, otorgándole individualidad por la separación de su entorno. Esta membrana está formada por una capa doble lipídica compuesta por gran cantidad de proteínas y glúcidos.

Esta membrana se encarga también de regular la entrada y salida de diversas sustancias entre el citoplasma y el medio extracelular.

Citoplasma

El citoplasma es una sustancia liquida que se encuentra ubicada entre el núcleo celular y la membrana plasmática y que tiene como función encargarse de albergar los orgánulos celulares y otorgar apoyo al movimiento de los mismos.

Este líquido se encuentra dividido en: retículo endoplásmico rugoso y retículo endoplásmico liso.

Citoesqueleto

El citoesqueleto es un orgánulo dinámico compuesto por proteínas que facilitan soporte en las células internamente, y organiza las estructuras internas.

En las células eucariotas un división de diferentes tipos de filamentos del citoesqueleto, los cuales son: microfilamentos, que se encargan de mantener la forma de la célula; los filamentos intermedios, que se encargan de la organización de la estructura interna y tridimensional de la célula; y los microtúbulos, que forman parte de los procesos celulares involucrados en el desplazamiento de vesículas de secreción y el traslado intercelular de diferentes sustancias.

Núcleo

Se trata de un orgánulo membranoso, ubicado en el centro de las células, que está compuesto y organizado en varias moléculas de ácido desoxirribonucleico (ADN), que forman complejos con diversas proteínas (cromosomas).

Este orgánulo se encarga de integrar la información genética y controlar las actividades celulares.

Ribosomas

Los ribosomas son complejos proteínicos compuestos por ácido ribonucleico (ARN) que pueden encontrarse en diferentes partes de la célula (mitocondrias, citoplasma, retículo endoplásmico, cloroplastos).

Estos complejos tienen como función principal sintetizar proteínas a través de la información genética proveniente del ADN, y transcrita como ARN mensajero (ARNm).

Aparato de Golgi

Comúnmente conocido como complejo de Golgi, es un orgánulo de la célula eucariota encargado de cumplir con el proceso de finalización al fabricar proteínas y la glicosilación de las mismas. Además, se encarga de almacenar y distribuir lisosomas.

Cromosomas

Son aquellas estructuras localizadas en el núcleo celular animal y vegetal que están compuestas por proteínas y ácido desoxirribonucleico (ADN). En otras palabras, los cromosomas son los encargados de almacenar el material o información genética, para luego determinar las características hereditarias celulares.

Mitocondria

Es un orgánulo citoplasmático físicamente como un ovoide, que está compuesto por una membrana doble. Este es el encargado de producir energía a través del consumo de oxígeno, y producir dióxido de carbono y agua. En otras palabras, la mitocondria suministra la energía necesaria para que pueda ser posible la actividad celular.

Retículos endoplásmicos

Son orgánulos que se encuentran distribuidos por el citoplasma de la célula eucariota. Estos se destacan por manipular la síntesis de proteínas, el transporte intracelular y el metabolismo de los lípidos.

Estos retículos se dividen en dos tipos, que son: retículo endoplásmico rugoso y retículo endoplásmico liso. El primero, es el que se encarga de los procesos de síntesis y transporte de proteínas, mientras que el segundo se encarga, destacadamente, de los procesos de detoxificación.

Vesícula

Es una estructura que representa un pequeño y cerrado compartimiento, encargada de transportar y digerir los diversos residuos celulares. También se encarga de la organización del proceso metabólico.

Lisosomas

Se trata de orgánulos en forma de esfera, que se producen en el retículo endoplásmico rugoso, y que poseen enzimas capaces de digerir materiales originados externa o internamente. En otras palabras, son los encargados de los procesos digestivos de la célula

Centriolos

Son estructuras cilíndricas que están presentes cercanas al núcleo, y principalmente en las células animales.

Esta especie de cilindros se encarga de formar y organizar los filamentos del huso acromático al momento del proceso de división del núcleo de la célula.

Pared vegetal

Es una capa resistente, típicas en las células vegetales que se encarga de proteger y dar rigidez a la célula. Además, tienen funciones relacionadas con la secreción, absorción, translocación y transpiración en las células vivas.

Esta se encuentra dividida en tres partes muy importantes, las cuales son: sustancia intercelular, pared primaria y pared secundaria.

Debido a la rigidez de esta capa, el vegetal es capaz de mantenerse erguido en el transcurso de su crecimiento.

Vacuolas

Son orgánulos que se presentan abundantemente en las células vegetales. Estos funcionan como compartimientos que almacenan agua o enzimas (lisosomales), e incluso proteínas.

Las vacuolas no tienen una estructura definida, pues esta varía de acuerdo a las necesidades de la célula especifica.

Plastos

También conocidos como plástidos, son estructuras presentes en las células eucariotas, especialmente en las vegetales. Estos son los encargados de producir y almacenar gran diversidad de compuestos químicos usados por las células; gracias a ello, son capaces de llevar a cabo los procesos de fotosíntesis y síntesis de lípidos. Además, los platos son aquellos que determinan el color de frutas y flores.

Los plastos específicos en las células eucariotas vegetales son: cloroplastos (fotosíntesis), cromoplastos (síntesis de pigmento) y leucoplastos (almacenamiento de almidón).

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Partesdel.com, equipo de redacción profesional. (2017, 02). Partes de la célula eucariota. Equipo de Redacción PartesDel.com. Obtenido en fecha , desde el sitio web: http://www.partesdel.com/partes_de_la_celula_eucariota.html.