Saltar al contenido

Partes del párrafo

El párrafo es un conjunto de oraciones con sentido completo, es decir, están enlazadas por la coherencia, una idea principal y secundaria que sustentará todo el escrito.

El párrafo es un texto que no puede exceder las seis líneas, Inicia con una sangría denominada espacio mayor ubicado al margen izquierdo de cada párrafo, aunque algunos escritores solo lo coloquen el inicio, con letra mayúscula y termina en punto y aparte. Cuando el autor del párrafo considere que todas las ideas u oraciones esté completo, se puede finalizar.

Los párrafos pueden ser narrativos, argumentativos, expositivos, descriptivos, de enumeración o contraste, entre otros. El párrafo debe girar en torno a una idea principal y siempre debe terminar con una conclusión o mensaje.

 Partes del párrafo


Idea Central

La idea central es la oración principal que sustenta el párrafo. En este mismo apartado se considera que está la introducción del tema, la cual explica de forma concisa y precisa la idea general del texto.

En la idea central, también expresa una opinión del tema, datos y definiciones sobre el tema, los cuales se desglosarán en cada párrafo. Algunos escritores solo plasman la idea principal, para abarcar ampliamente las definiciones y argumentos.

Dependiendo del autor este puede incluir directa o indirectamente la oración principal en el primer párrafo. Un ejemplo de ello, es que dependiendo del tipo de párrafo que se esté elaborando se puede recurrir a metáforas o anécdotas para dar una idea al lector de las informaciones que se trataran.

Desarrollo

El desarrollo comprende la segunda oración hasta la última, esta última oración no comprende la conclusión. Las oraciones secundarias que se presentan en el desarrollo pueden ser coordinadas o subordinadas, las primeras las unen las conjunciones como y, pero, sin embargo, o, entre otras, y las subordinadas se enganchan de otras oraciones sustentar su sentido.

Durante el desarrollo se explica abiertamente las definiciones, argumentos a favor y en contra, al igual que las comparaciones en la cual se sustenta la idea u oración principal. Estas evidencias podrán aclarar las dudas que le puedan surgir al lector, además de que el autor podrá ampliar su historia.

El párrafo debe contener palabras claves, ser claro y coherente, estas cualidades permiten tener un párrafo sencillo, pero rico de fácil comprensión. Al desarrollo ser la parte más largo, el autor no debe olvidar implementarlos.

Conclusión

El argumento final, resumen o conclusión es la parte final de párrafo, donde el autor recopila la información más destacada para que el lector recuerde la importancia del tema en cuestión. El párrafo que anuncia la conclusión inicia por lo general con palabras como finalmente, en resumen, concluyendo, por último, para terminar, entre otras.

En la conclusión se tiende a resaltar una anécdota personal del autor, se dan sugerencias y se motiva a valorar lo tratado en el tema, esto ayuda a que el lector en su interior pueda meditar y poner en prácticas los consejos planteados por el autor.

La conclusión es una de las partes más importantes de un escrito. En caso de no sustentar esta parte, el autor debe dejar claro el motivo por el cual no lo hizo, y en tal caso, cerrar el escrito de una forma que el autor no se percate de que no es puramente una conclusión.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Partesdel.com, equipo de redacción profesional. (2017, 05). Partes del párrafo. Equipo de Redacción PartesDel.com. Obtenido en fecha , desde el sitio web: http://www.partesdel.com/parrafo.html.