Saltar al contenido

Partes de la onda

Onda es una palabra procedente del latín “unda”, cuyo significado es ola o remolino. Este término se puede definir como un movimiento que comienza en un punto y se propaga hacia los alrededores desde donde se produjo, mediante círculos concéntricos.

Cuando se habla de ondas, normalmente se hace referencia a la corriente de expansión a través de un líquido, en el cual se generan unos picos cuando un elemento incide contra él. Sin embargo, también se denominan ondas a las curvas naturales o artificiales que se dormán en objetos o tejidos flexibles.

Una onda también puede ser electromagnética. Este tipo de ondas son expansiones de radiaciones que se producen en el espacio, es decir, que no requieren de un material o sustancia específica para que se lleven a cabo. Dentro de esta tipología, también se encuentran las ondas luminosas.

Por último, también se pueden distinguir las llamadas ondas gravitacionales, las cuales se producen en la dimensión espacio temporal y las cuales se crean gracias a la aceleración de un cuerpo masivo. Este término se empezó a utilizar cuando se creó la teoría de la relatividad. Sin embargo, nunca ha sido posible registrar ninguna onda de esta clase.

Partes de la onda


La amplitud (A)

Es el valor con el que se denomina la longitud que tiene una onda. Esto se mide desde el eje extremo de la zona denominada valle o de la cresta. Su unidad de medida se realiza en metros, cm, dm u otros. Es un término que aparece en el campo de la física y se relaciona con el valor mayor registrado de una variable.

Longitud de onda (λ)

Hace referencia a la distancia que existe entre dos puntos máximos de la amplitud, es decir, el espacio que se encuentra entre dos crestas consecutivas de una misma onda, entre un valle y el siguiente. Esta longitud, la cual también se expresa en m, cm, dm u otras, se le define como el recorrido entre dos puntos que se encuentran en un estado de vibración similar.

Cresta

Es aquel punto de máxima longitud o amplitud de onda máxima. Esto quiere decir que es el punto de la onda que está más separado de su posición de reposo. Gráficamente, es el punto que se encuentra en el lugar más alto de la onda. También se mide en m, cm, dm, etc.

Valle

Se denomina de esta forma al punto que está más lejos de la posición de equilibrio de una onda. Esto es, en el lado opuesto donde se encuentran las crestas. Es decir, es el lugar que se encuentra en la colocación más baja de una onda.

Elongación

Es la longitud o distancia que se encuentra entre la posición de equilibrio de un punto determinado en oscilación y el lugar donde está un objeto en un momento determinado.

Frecuencia (F)

Es el número de ondas que se irradian por cada unidad de tiempo. La frecuencia se suele medir por rpm, es decir por oscilaciones por minuto, o en rps u oscilaciones por segundo o Hertz). En la física este término se utiliza para indicar la velocidad en la que se repite cualquier fenómeno reiterado.

Periodo (T)

Es el tiempo que utiliza cada onda en completar un desplazamiento total, el cual se denomina elongación. Se mide en segundos, minutos, horas u otras unidades de tiempo.

Onda completa

Se denomina de esta forma al momento en que todo punto de oscilación ha tomado todos los valores positivos y negativos posibles.

Nodo

Es el punto concreto donde una onda traspasa el punto denominado línea de equilibrio.

Ciclo

Se denomina de esta forma a la oscilación de la onda, es decir, al viaje completo de ida y vuelta que realiza.

Velocidad de propagación (v)

Se denomina de esta forma a la rapidez o velocidad a la que se propaga el movimiento de ondulación. Su valor se obtiene dividiendo la longitud de onda (λ) y su período (T).

Las ondas se propagan al golpearse unas moléculas o partículas con otras. Cuando un elemento comienza a moverse por el efecto de una tercera fuerza o elemento, las partículas que reciben el impacto transmiten el movimiento o vibración a las moléculas vecinas.

Las ondas, pueden clasificarse según las definiciones dadas previamente y según diferentes criterios. Según su medio de propagación, las ondas pueden ser mecánicas, si necesitan un medio material para darse. O electromagnéticas si pueden llegar a producirse en el vacío.

Según la dirección en la que se propaguen, diferenciando entre ondas transversales, si el movimiento se realiza perpendicularmente. O por otro lado, longitudinales si las moléculas vibran en la misma dirección en la que se propaga dicha onda.

Por último, dependiendo de las dimensiones de desplazamiento, podemos encontrar ondas unidimensionales (ej. una cuerda), bidimensionales (ej. agua de un lago) e incluso tridimensionales (ej. sonido en el aire).

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Partesdel.com, equipo de redacción profesional. (2017, 03). Partes de la onda. Equipo de Redacción PartesDel.com. Obtenido en fecha , desde el sitio web: http://www.partesdel.com/onda.html.