El oído externo, como su nombre lo indica es la parte externa del oído en la cual están el conducto auditivo externo y el pabellón auditivo los cuales se responsabilizan de captar el sonido y hacer que llegue a la parte interna y media del mismo. Lo conforman el pabellón de la oreja que aumenta la frecuencia y ubica en la fuente sonora, también por el conducto auditivo externo que lleva la onda hasta la membrana timpánica.

El oído externo se encarga de llevar el sonido hasta el oído medio y del medio al interno también, utilizando el nervio auditivo se puede llevar la información al cerebro. Existen algunas medicinas tradicionales que toman el pabellón auricular como microsistema dentro del cual se encuentran los distintos órganos y partes de todo el cuerpo.

Partes del oído externo


El oído se ubica en el hueso temporal del cráneo, estructuralmente durante la audición puede tomar las ondas sonoras y llevarlas hacia el interior. Se divide en las siguientes partes:

Pabellón Auricular

Es un cartílago elástico y plano que se asemeja al extremo de una trompeta y se encuentra cubierto por una piel gruesa. Tiene un borde exterior de plegado también llamado el hélix, eminencia central o antihélix que finaliza en una elevación a la que se le llama antitrago, parte central o concha y el lóbulo,  este último representa la parte inferior.

Si no existiera esta estructura de forma helicoidal que actúa en forma de embudo canalizador del sonido,  entonces las ondas frontales llegarían al oído de una manera tangencial y la audición tendría un resultado poco eficaz debido a que la mayor parte del sonido se perdería.

Canal Auditivo Externo

Este es un tubo o conducto de forma curva que tiene unos 2.5 centímetros de longitud aproximadamente, se encuentra localizado en el hueso temporal. Tiene foliculos pilosos y glandulas ceruminosas y sebáceas las cuales secretan combinaciones que dan como resultado al cerumen.

Este canal auditivo tiene una medida de largo de 25 a 30 milímetros y unos 7 milímetros de diámetro. Cuenta con una frecuencia de resonancia que está entre los 3 kHz. La cera de los oídos se conoce como una sustancia de tipo viscosa qué se compone de algunos ingredientes químicos que protegen al conducto auditivo y al oído de los fuertes sonidos y de infecciones. La cera limpia toda la suciedad y mantiene el conducto libre de impurezas.

Membrana timpánica

También se le llama tímpano y es una fina porción de tejido conectivo fibroso, caracterizado por ser semitransparente y que se ubica entre el oído medio y el conducto auditivo externo. Sus medidas son de 9 a 10 milímetros de diámetro aproximadamente. Tiene una depresión, es decir una concavidad dirigidas el canal auditivo externo qué se puede presenciar en el lateral del hueso martillo que está dentro de la membrana timpánica. Esta tiene unos movimientos que se producen a causa de las vibraciones del aire que entra por el canal auditivo externo.

Los movimientos de la membrana timpánica son transmitidos por el oído medio a través del movimiento de los huesos de este mismo oído, de este movimiento resultan las variaciones de presión producidas en el movimiento mecánico.



Publicaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Equipo de Redacción PartesDel.com.
Fecha de publicación: Marzo 24, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: