Las nefronas son las unidades básicas funcionales y estructurales del riñón, las cuales tienen la función de purificar o limpiar la sangre. Su objetivo es filtrar la sangre para conseguir que el cuerpo absorba las sustancias que se pueden utilizar por el cuerpo humano y eliminar los desperdicios en la orina. De esta forma se consigue regular el agua y las sustancias solubles.

En resumen, estos elementos eliminan los excrementos del cuerpo, regulando el volumen y la presión sanguínea, interviniendo en el control de los niveles de electrolitos y metabolitos, así como regulando el pH de la sangre.

Las hormonas del sistema endocrino son las encargadas de controlar todo esto. Algunas de estas sustancias son la hormona aldosterona, la antidiurética y la hormona partiroidea. Aproximadamente, se pueden encontrar un millón veinticinco mil nefronas por cada uno de los riñones.

Estas zonas del riñón solo son observables con el microscopio, y tienen forma de tubos curvos con un extremo cerrado. En un riñón se pueden encontrar más de un millón de nefronas y a cada una les llega sangre de una arteriola distinta que procede a su vez de una arteria común.

Partes de la nefrona


Glomérulo

Es un grupo de capilares que se encuentran enrollados entre sí en forma de ovillo. Contiene un canal aferente y otro deferente cuyo objetivo es la filtración del flujo de plasma de la sangre. Estos canales nacen en una arteriola y terminan en otra eferente, cuyo diámetro es de mayor tamaño. Es una red capilar revestida por una capa de células endoteliales.

Entre ellas se abren una serie de poros denominados fenestraciones, por las cuales se hace la filtración renal. En el centro del glomérulo se encuentra una zona recubierta por células denominadas mesangiales.

Cápsula de Bowman

Es una capa compuesta de células que recubre el glomérulo y está compuesto de los capilares de este. La parte exterior de esta zona tiene una textura fibrosa y que sigue desarrollándose en los túbulos. Por otro lado, el interior de esta cápsula se encuentra un epitelio. Es el área donde re absorbe el total del filtrado primario.

Corpúsculo renal

Es la forma de denominar al conjunto del glomérulo y la capsula de Bowman, las cuales están entre conectadas y tienen una relación fisiológica y morfológica. Es en este lugar donde se comienza a elaborar la orina. El proceso mediante el cual esto ocurre se denomina filtración. Esta zona también se denomina corpúsculo de Malpighio, nombre que se refiere al investigador que las descubrió.

Túbulo contorneado proximal

También se puede denominar túbulo convoluto proximal. Es una pequeña organización tubular que forma parte del conjunto del túbulo proximal, en la cual se conectan la cápsula de Bowman con la zona que se llama asa de Henle. Está en la parte interna de la nefrona, cuyas células contienen un borde con microvellosidades.

Su función es la de reabsorber los elementos de la sangre que pasa por los riñones. Sus tabiques se componen de un conjunto de células cúbicas logrando la reabsorción y secreción en el proceso de formación de orina.

Asa de Henle

Es una parte del túbulo renal de las nefronas que tiene forma de U y que se encentra cercano tanto a la parte proximal del túbulo contoneado y de su parte distal. El asa de Henle cuenta con una zona descendente muy permeable a la absorción del agua y otra parte más gruesa que asciende y que es contrariamente impermeable al agua y por permeable a los iones.

Túbulo contorneado distal

Es una zona del riñón formada por células epiteliales. Poseen menos cantidad de microvellosidades que el otro túbulo proximal ya descrito y menos cantidad de lisosomas. Su función es la absorción de sodio y la secreción de potasio. Su absorción de bicarbonato  secreción de hidrógeno interfiere en la creación de la orina.

  

Tubo colector

Se encuentra en la médula. Su función se basa en concentrar la orina. Esto viene regulado por la hormona antidiurética (ADH) hipofisaria. De esta forma la orina se vuelve hipertónica, es decir, más concentrada.

Aunque todas las nefronas contienen cada una de estas partes descritas, se pueden diferenciar diferentes tipos de nefronas dentro de los riñones. Las corticales, cuyos tubos son más cortos y están situados en la zona más externa de la corteza renal. Estas, no llegan a estar dentro de la médula; y forman parte de aproximadamente el 85 % de su total, tratando así el 90 % del flujo sanguíneo que llega a los riñones.

Por otro lado, encontramos las nefronas yuxtameduales, las cuales son más largas y están situadas en la zona interna de la corteza renal. Se encuentran más cercanas a la médula renal, llegando a penetrar en la médula. Son aproximadamente el 15 % de todas las nefronas de estos órganos y filtran el 10 % de la sangre que llega.



Publicaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Equipo de Redacción PartesDel.com.
Fecha de publicación: Marzo 8, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: