Se le llama motor de arranque o motor de partida al motor eléctrico que se alimenta por una corriente continua que tiene imanes de tamaño pequeño, este motor es utilizado para facilitar el encendido de los motores que tienen combustión interna.

Todo esto se realiza con la finalidad de contrarrestar la resistencia inicial que ejercen los componentes cinemáticos del motor cuando arranca.

El motor de arranque se alimenta por un tiempo breve, este período de tiempo es similar al que el usuario mantiene el interruptor de encendido y arranque cerrado. Los motores de arranque pueden ser para motores de cuatro o dos tiempos.

Partes del motor de arranque


Se encarga de mover al motor de combustión del carro a través de la activación del piñón móvil, esta parte se une mecánicamente al motor del automóvil durante unos segundos, después de este proceso el motor de arranque se retrae. Cada una de sus partes son las responsables de ejecutar su función.

Solenoide

El solenoide es un mecanismo que desacopla y acopla al motor de arranque en los motores de combustión interna durante el proceso de puesta en marcha. El solenoide también es llamado automático y se trata de un áncora, muelle y electroimán. Todas estas partes se encargan de desplazar la horquilla hasta llegar al piñón.

Carcasa

La carcasa envuelve todo el motor de arranque, constituye ser la porción externa del motor. A la carcasa se sujetan todos los mecanismos que tiene el motor de arranque. La sujeción del motor en la carcasa del cambio de velocidades se lleva a cabo a través de tornillos, esta es la zona que está más cercana al volante de la inercia.

Masas polares y bobinas inductoras

Las bobinas inductoras y las masas polares se sujetan a la carcasa a través de tornillos. Las bobinas inductoras se conocen como hilos bastante finos que miden un milímetro, se encuentran enrollados en forma de curva adaptándose a la forma de la carcasa.

Los hilos son de un material de cobre esmaltado y están completamente encintados para garantizar su protección. Al conectar la llave de contacto, la corriente eléctrica que se origina en la batería y se dirige a las bobinas atraviesa esta parte creando un flujo magnético. Este flujo magnético se conoce como el conjunto de líneas de fuerza que integran al campo magnético.

Piñón de arrastre

Esta parte va conectada al extremo del inducido. Se caracteriza por tener un estriado helicoidal a través del cual el piñón se deslizará cuando se accione el arranque.

El piñón que se desplaza tiene dientes rectos y gracias a la resistencia y el roce provocadas por el motor, este puede tener menos dientes que el volante de inercia. Esto permite una relación de fuerza correcta para que el motor de funcionamiento trabaje sin ningún problema.

Escobillas

Las escobillas son muy resistentes, normalmente son hechas de cobre y al momento del arranque recibe entre 150 a 300 amperios por centímetros cuadrados.

Inducido

El rotor o inducido es la parte móvil que tiene el motor de arranque. Se subdivide en tres partes fundamentales:

  

El bobinado

Tiene una cantidad de hilos considerable que se ubican en las ranuras usando soldaduras de gran precisión.

El tambor

Traslada las ranuras y las conecta en serie.

El colector

En esta parte del asiento de las escobillas acepta la corriente que se origina en las bobinas.

Tapa lateral

La tapa lateral es la parte del motor de arranque conecta el solenoide y la carcasa con el cambio de velocidades. Tiene como objetivo guardar en su parte interior al piñón y a la horquilla.



Publicaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Equipo de Redacción PartesDel.com.
Fecha de publicación: Mayo 26, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: