La palabra micrómetro está creada por el prefijo micro, que hace referencia a la millonésima parte de algo; y al vocablo “metro” que proviene del griego antiguo y significa medida. Este término puede tener dos significados. Uno que alude directamente a su etimología, y que hace referencia a una unidad de medida de longitud, la cual también se conoce como micra y que equivale a una millonésima parte del metro.

Por otro lado, un micrómetro también es una herramienta de medida. Esta se conoce también como tornillo de palmer, y es un instrumento de medición cuyo uso se consigue gracias a un tornillo micrométrico el cual se utiliza para calcular con una precisión muy elevada las dimensiones de un objeto.

Esta herramienta consigue diferenciar entre las centésimas de milímetros y milésimas de milímetro de diferencia que existen en la entidad que se esté midiendo. Este elemento es utilizado principalmente por torneros, fresadores, mecánicos, joyeros, y demás profesiones que requieran realizar mediciones muy ajustadas y que trabajen con piezas menudas.

Para usar este instrumento es necesario tener en cuenta la temperatura a la que se trabaja, puesto que es muy sensible al calor, y al igual que las piezas que intentamos medir, pueden dilatarse, ofreciendo así unos resultados erróneos. Para leer dichos resultados, hay que fijarse tanto en la escala graduada que presenta, que ofrece la medida en milímetros, como en la escala en nonios, que ofrece las centésimas de milímetro. Existen modelos digitales.

Partes del micrómetro


Manguito

Es la pieza por la que se sostiene el micrómetro. Es también la parte a través de la cual el usuario de dicho instrumento tendrá que desplazar para conseguir realizar la medición ajustada. Esta unido a husillo o espiga y permite el movimiento de la misma.

Yunque

Es el lugar desde donde se comienza a medir el objeto que se desea. Es una especie de tope de un material resistente, normalmente metálico, sobre el que se coloca el cuerpo que se desea calcular. No se debe dejar que esta parte se desgaste, puesto que si esto ocurre la medida saldría errónea.

Husillo

Es el elemento que se sitúa al extremo contrario del yunque, el cual tiene la movilidad necesaria para ajustar el objeto y lograr su correcta medición. Esta pieza es normalmente de un metal resistente, porque al igual que ocurre con el yunque, si se desgasta, puede perjudicar al correcto funcionamiento del micrómetro. La superficie del husillo, al que también se le conoce como espiga, es por tanto lisa.

Seguro

También conocido como palanca de fijación, trinquete o freno. Es un elemento que permite controlar el movimiento del manguito y por tanto del husillo. Es el encargado de bloquear que se pueda dar algún movimiento no deseado que lleve a un fallo de medición.

Perilla del trinquete

Es una parte que está unida al husillo y que se utiliza a la hora de ajustar el objeto que se quiere medir entre las piezas denominadas yunque y husillo. la perilla del trinquete contiene un ajuste automático que se debe comprobar a la hora de trabajar con esta herramienta.

Escala graduada

Los medidores de escala son de dos tipos. El primero, está inscrito de forma horizontal y mide los objetos cada 0.5 mm. Por otro lado, hay una escala vertical la cual funciona para medir las centésimas de milímetro. Una vuelta completa del manguito, que también se puede denominar maneral, quiere decir que hay medio milímetro de diferencia. Cada ralla de la escala señala un punto diferente del cero al cincuenta, es decir una centésima de milímetro.

Marco o cuerpo

Una la parte más significativa del micrómetro. Tiene forma de “C” y representa el armazón de esta herramienta. Está conformada de un material usualmente metálico, el cual es capaz de controlar en parte los efectos de la dilatación gracias a unas placas aislantes que lo cubren.

A un lado de la C se encuentra el husillo, mientras que al otro se encuentra la pieza denominada yunque, es decir, entre este elemento es donde se coloca el objeto a medir.

  

Aunque estas constituyan todas y cada una de las partes que conforman el micrómetro, para entender el funcionamiento del mismo, es necesario aclarar algunos términos:

  • Metrología: es la ciencia que se encarga de estudiar las magnitudes del campo físico. Esto quiere decir que esta área es el encargado de medir el peso, longitud, capacidad o cualquier otra característica de los objetos.
  • Calibración: es el procedimiento por el que se pueden llegar a conocer los niveles de inseguridad de un aparato de medida. Es decir, todo instrumento puede tener cierto rango de fallo, la calibración se encarga de saber cuál. Esto significa que el micrómetro no tiene por qué medir a la perfección en todas las ocasiones, solo que es capaz de detectar la diferencia entre lo que mide y lo que se conoce que debiera medir.
  • Rango: hace referencia a la máxima y a la mínima longitud que puede medir cada herramienta.



Publicaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Equipo de Redacción PartesDel.com.
Fecha de publicación: Marzo 28, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: