Saltar al contenido

Partes del método científico

El método científico es un procedimiento que se debe seguir si se quiere tener la certeza de que un conocimiento es válido desde el punto de vista de la ciencia. Para ello se deben utilizar instrumentos que resulten fiables y una serie de estrategias y pasos que no den opción a obtener una información subjetiva.

Los pasos a seguir en estas investigaciones son propuestos por la disciplina que se esté estudiando. Es decir, cada área científica puede tener sus especificidades concretas.

 Sin embargo, en todos los casos, este método está fundamentado en la falsabilidad, es decir, en la creencia de que cualquier creencia científica puede ser falsa. Para conseguir esto, es necesario que se los experimentos y comprobaciones que se llevan a cabo, se repitan en distintas condiciones, pudiendo así reconocer los factores externos que influencian lo que se investiga.

El origen de este método data del siglo XVII, de la mano del astrónomo, filósofo, físico y matemático italiano Galileo Galilei. Este hombre es considerado como uno de los padres de la ciencia, quien buscaba la objetividad y la verdad. Es uno de los métodos más utilizados y más eficaces para interpretar, comprender y ordenar conocimientos.

Partes del método científico


Las partes de esta forma de trabajo hacen referencia a los pasos que se deben seguir para obtener una investigación objetiva y con las características necesarias para ser considerada como veraz.

Pregunta general

Hace referencia al momento en que se decide llevar a cabo una investigación científica. Es un punto de partida en el que el profesional se hace una pregunta general sobre el tema que se desea tratar, es decir, se define a grandes rasgos lo que se quiere estudiar.

Reducción

El método científico requiere investigar en profundidad, por lo que una vez decidido el tema general, es necesario reducir el campo de investigación. Esto se realiza mediante un proceso de eliminación de competencias y enfoque en una en concreto, donde se centrará la investigación.

Una vez se tenga una idea clara y concisa de lo que se quiere estudiar, se diseña una hipótesis partir de la cual se diseñará un experimento para comprobar si esta tiene fundamento o no.

Diseño del experimento

Se crea una estrategia en la que mediante una serie de pasos se trata de verificar la hipótesis. En este diseño se manipulan una o más variables que permitan obtener una información y unos datos analizables.

La información que se consiga se analiza posteriormente a nivel estadístico. Para esto, es necesario tener un control sobre lo que se hace y tener una cantidad de pruebas suficientes, también denominada muestra, para que las estadísticas sean válidas.

Observación

En esta fase se examina en profundidad, ya sea a simple vista o con algún tipo de herramientas, los sucesos que van ocurriendo referentes al tema de estudio, y lo observado se recopila de la forma más ordenada posible.

Es conveniente que la observación se haga de forma concisa, detenidamente y que se observen numerosos ejemplos o casos, ya que este será un punto clave a partir del cual dependerá el éxito de la investigación.

Hipótesis

Consiste en intentar explicar mediante suposiciones y pronósticos los hechos observados. Es decir, redactar un enunciado que nos ofrece una interpretación o respuesta del problema o asunto que estamos tratando.

El método científico no nos permite tomar estas hipótesis como algo certero, si no como una explicación provisional a partir de la cual indagamos un saber de una ciencia.

Experimentación

Es el procedimiento a través del que realizamos el experimento que se ha planteado previamente. Con él se prueba o se examina el problema a nivel de casos.  Se pretende comprobar la hipótesis de esta forma, ya que a través de una muestra se puede comprobar si la validez de las explicaciones existe o no o en que estadística.

Análisis

Se denomina de esta forma al estudio del conjunto de los datos concretos que se han obtenido durante la experimentación. Esta información es llevada al campo estadístico y se presenta en forma de probabilidades estadísticas. Estos datos dan pie a investigar posteriormente en una dirección u otra, ya que puede mostrar ciertas tendencias a las preguntas generales que se hicieron en el primer momento que se decidió estudiar un tema concreto.

Conclusiones

Es la parte del método científico donde se expone si la hipótesis ha sido probada o no. Se resumen los datos más importantes que se han obtenido en el análisis para exponer de forma concisa cómo se han obtenido estos descubrimientos.

Teoría

Cuando una hipótesis ha sido verificada en una cantidad de casos suficientemente elevada, es decir, hay un mayor número de ejemplos que prueban que la explicación provisional que habíamos dado tiene más probabilidad de ser probada positivamente.

Ley

Cuando una teoría es cien por cien probada, se convierte en ley. Es decir, una norma invariable que significa que eso que se ha probado es totalmente cierto de forma constante.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Partesdel.com, equipo de redacción profesional. (2017, 03). Partes del método científico. Equipo de Redacción PartesDel.com. Obtenido en fecha , desde el sitio web: http://www.partesdel.com/metodo_cientifico.html.