La lengua consiste en un órgano de tipo muscular que posee una ocupación sensorial que facilita el sabor y funciones esenciales en la habilidad de hablar y en las primeras fases de la ingestión de alimentos.

Al igual de los demás órgano del cuerpo humano, puede padecer diversas enfermedades. La lengua abarca muchas bacterias que por lo general no producen enfermedades graves, sin embargo, pueden llegar a causarlas; también pueden ser el asentamiento de una micosis bucal producida por un hongo conocido como Candida albicans.

Las aftas son diminutos bultos dolorosos muy habituales en la lengua. En este órgano también puede producirse un cáncer. Una enfermedad de la lengua puede ser responsable de diversos cambios en sus funciones en el gusto, en la ingestión de alimentos y en el habla. La lengua es un fundamental órgano sensorial, pero, en el caso del gusto, únicamente puede percatarse lo salado, lo amargo, lo ácido, y lo dulce, lo que verdaderamente da gusto a la comida es el olfato.

La lengua es un órgano con alrededor de 15 a 17 músculos y con por lo menos unas 3000 papilas gustativas, posee habilidad para participar esenciales funciones del aparato digestivo sensorial y nervioso.

La lengua tiene unos 10 centímetros de longitud y está localizada en el interior de la boca (cavidad bucal), en donde se fusiona con dicha cavidad media profunda y proporcionada.

Partes de la lengua


Armazón osteofibroso

Están conformados por huesos hioides, las membranas hioglosas y dos láminas con fibras que consiste en el septum medio, sobre los que se introducen los músculos de la lengua. Facilita mucha movilidad a la lengua, el músculo lingual.

Bordes linguales

Tienen un aspecto redondo, libres en comparación con los arcos dentarios. También poseen filtros de bacterias.

Punta lingual

Sirve para saborear los alimentos en el curso de la masticación. Esta parte también se conoce como vértice lingual.

Caja inferior

Es aquella que se encuentra en el suelo de la boca. Se localiza en la línea media el frenillo, teniendo aspecto semilunar, es muy fuerte y restringe los movimientos de la lengua. Las personas podrían morir engullendo la lengua si no fuera por la presencia del frenillo, por esto es que es muy importante.

En la caja inferior se manifiestan dos tubérculos agujereados, en su zona más inferior en ambos extremos del frenillo de la lengua.

Los tubérculos en la zona central poseen agujeros de los conductos de Wharton, que consiste en la abertura de la salida de las glándulas salivales. Se localizan luego los agujeros de la salida de los conductos de Bartolinide que también se denomina glándulas sublinguales. Pueden observarse azuladas las venas en la zona inferior de la lengua, a ambos extremos del frenillo.

Base de la lengua

Es una figura extensa y gruesa y se localiza en vinculación de adelante hacia atrás con los músculos de tipo milohiodeos, genihioideos, con el hueso hioides y la epiglotis. Se localiza junto con el epiglotis por los tres pliegues glosoepiglóticos.

  

Caja superior

Se conoce de igual forma como dorso de la lengua; posee abierta hacia adelante la V lingual, conformada por las papilas circunvaladas. Se localiza en vinculación con el paladar, la superficie del dorso de la lengua por la delantera de la V lingual, en todo momento es lisa y posee unos surcos connaturales y otros obtenidos que diferencia la lengua de cada persona.

Funciones de la lengua


Dentro de las funciones se puede recalcar la excreción de enzimas, la lengua tiene sistemas especializadas conocidas como glándulas linguales que poseen como función esencial segregar enzimas que son parte de la digestión.

La secreción consiste en una mucosidad con cantidades de serosidad que tienen lipasa, enzima que señala la digestión bucal, facilitando la alteración de sustancias que luego van hacia órganos del aparato digestivo en seguida se produce la deglución.

Tienen diversos sistemas conocidas como papilas gustativas, que se localizan en la zona superior, y colocadas en forma de V al revés cercanas a los bordes internos de la lengua, que son receptoras del gusto de los diversos sabores que tienen los alimentos.

Las papilas gustativas poseen dos figuras, las fungiformes y filiformes, la primera se debe a la integración de los hongos en sus sistemas, la segunda se debe a su aspecto filamentosa.

En los demás temas sensoriales, y del aparato nervioso central, encabezado fundamentalmente,  por el cerebro, sobre todo en la zona de Broca, la lengua posee la habilidad de moverse de forma muscular en la articulación de las palabras, lo que otorga a las personas la habilidad de comunicarse mediante el lenguaje.

Enfermedades vinculadas con la lengua


Problemáticas de movimiento

Usualmente un problema para mover la lengua muestra una dificultad neurológica, que debe ser comprendida rápidamente, debido a que puede ser síntoma de una enfermedad vascular, en el cerebro o el corazón.

Hinchazón

La lengua se inflama y se manifiestan molestias y dolor. Esto lo causan diversas infecciones en dientes enfermos, encías o problemas en la cavidad bucal.

Aftas o úlceras

Consisten en manchas de tono amarillo, generalmente planas, muy hinchadas y producen dolor. Son muy normales en la zona posterior de la lengua o bajo ella.



Publicaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Equipo de Redacción PartesDel.com.
Fecha de publicación: Marzo 20, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: