Se le llama juicio de amparo al medio que controla la constitucionalidad de los actos que se emiten a causa del ejercicio de poder que se ha previsto por el ordenamiento jurídico mexicano.

El objetivo principal de este es proteger los derechos humanos y los derechos fundamentales que se encuentran establecidos en la Constitución y en las Tratados Internacionales en los que México está incluido.

El juicio de amparo está basado en la idea de limitar el poder en el marco constitucional de las autoridades gubernamentales. Actualmente en los particulares cuando sus actos se equiparen a los de la autoridad, así se protegen los derechos fundamentales y humanos que tienen las personas y se garantiza la libertad de las mismas contra la actuación arbitraria.

Partes del Juicio de Amparo


El Agraviado o Quejoso

Estos son los individuos que intervienen o a los que se les permite intervenir en un Juicio de Amparo en contra de quien decidirá el derecho.

La Autoridad o las Autoridades Responsables

Estos son órganos pertenecientes al Estado, de estos se originan los actos que son reclamados por el quejoso. Estos conforman la parte demandada en el Juicio de Amparo y les son atribuidos la violación de garantías. Se le llama Acto Reclamado al que proviene de un órgano de Estado. Esto quiere decir que es una acción de autoridad y que se compone de las siguientes características: imperatividad, coercitividad y unilateralidad.

Es importante destacar que hay dos clases de autoridades responsables, estas son: La Ordenadora y la Ejecutora. La Ordenadora se expresa como un acto de autoridad. La Ejecutora es la autoridad en sí misma que realizará las órdenes que han sido expresadas por sus superiores jerárquicos, en todas las autoridades que estén relacionadas con la emisión del acto de autoridad y también en aquellas que tengan la intención de ponerlo en práctica.

El Tercero o Terceros perjudicados

Este es el individuo que ha sido favorecido por el acto de autoridad reclamado por el quejoso, por lo tanto está interesada en la subsistencia del mismo.

Este intervienen el juicio constitucional para pedir que se sobresea el juicio, como también que se emita la negación de la protección de la Justicia Federal al quejoso, usando la argumentación de que existen varias causas de improcedencia del amparo, o expresando que el acto de autoridad que se está reclamando es de orden constitucional.

En el juicio de garantías, el tercero perjudicado puede existir o no existir, esto debido a que no en todos los juicios de garantías existe esta parte ya que lo que se está reclamando solamente causará perjuicios al quejoso sin beneficiar a nadie más.

El Ministerio Público Federal

El Ministerio Público tiene la autorización de intervenir en todos los juicios e interponer los recursos que sean permitidos y señalados en la ley.

El Ministerio Público debe ser el amparo, su intervención no tiene influencia dentro del proceso. Aunque un caso excepcional es cuando los juicios de garantía en la que el acto que se reclama es imputado, entones el Ministerio puede intervenir como una autoridad que se responsabiliza, De igual forma cuando es partícipe haciendo el papel de representante del Presidente de la República.



Publicaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Equipo de Redacción PartesDel.com.
Fecha de publicación: Abril 20, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: