El término esófago procede del griego oisein, que quiere decir llevar, y de phagein que alude a comer. El esófago es es tubo muscular por donde se transporta el bolo alimento, líquidos y saliva hasta llegar al estómago. Este recorre todo el inferior del músculo cricofaríngeo al cardias.

Mide aproximadamente 25 centímetros de largo, donde su diámetro es menor en el inicio. Cuando este está vacío se muestra aplanado. En su recorrido llega a atravesar el diafragma, luego acceso al abdomen y finaliza en el estómago.

Este se encentra constituido por fibras musculares que están tapizadas por una mucosa en todo su interior. Estas fibras mantienen dos direcciones diferentes: una circular, que presenta una forma de anillos que se ubican uno sobre otros; y una longitudinal, que dan continuidad a las fibras del estómago.  Estas fibras llegan a crear un esfínter cuando se unen con el estómago.

El esófago inicia en el cuello, en el cartílago cricoide, específicamente en su borde inferior y frente a la sexta vértebra cervical, a la vez baja por el esfínter cardíaco del estómago manteniendo siempre una dirección vertical, donde se visualiza dos curvas ligeras.

Partes del esófago


Capa muscular

Se trata de la capa que cubre las paredes del interior del esófago, la cual está conformada por células musculares que son longitudinales. Estas células llegan a crear movimientos peristálticos cuando se contraen, haciendo posible el correcto transporte de los alimentos hacia el estómago.

Membranas mucosas

Esta capa presenta un grosor medio, el cual se forma con células mucosas, que constantemente se renuevan con gran facilidad. Estas membranas son las que recubre el esófago.

Esfínter esofágico inferior

Se trata de la capa que secciona el esófago del estómago. Este cumple su función a presión, donde esta le mantiene siempre cerrado, teniendo un tono muscular muy elevado durante condiciones normales. El mismo solo se abre con la presencia de alguna distensión del esófago o del estómago.

Esfínter esofágico superior

Refiere a la capa que mantiene separada la faringe y el músculo que da inicio a la deglución.

Capa celular

Capa conformada por fibras elásticas y tejido conjuntivo.

Mucosa

Es muy resistente y espesa, contiene glándulas seromucosas.

Submucosa

Conforma el plano celuloso que se llega a adherir a la mucosa. Esta posee glándulas esofágicas que son las responsables de producir moco cuando son estimuladas con la compresión del paso del bolo alimenticio, donde llega a segregar este moco que lubrica y facilita que este pase sin problema por el tubo.

Adventicia

Está conformada por el tejido conjuntivo.

  

Esófago cervical

Parte que sigue del extremo inferior de la faringe, llegando a la abertura de la jaula torácica en la parte superior.

Esófago torácico

Esta parte es la que sigue desde la abertura de la jaula torácica hasta llegar al hiato esofágico a nivel de T10. Se halla en el mediastino posterior.

Esófago abdominal

Es la porción que va desde el hiato esofágico y llega al cardias, que es la abertura que conecta el esófago con el estómago.

Funciones del esófago


La función principal del esófago es el transporte de los alimentos al estómago, al igual que el traslado de líquidos y de la saliva. El transporte de estos alimentos y líquidos se realiza gracias a una capa de músculos, conocida como esfínteres, que llegan a recubrir la pared del esófago.

Los esfínteres crean diversas contracciones que es lo que permite el transporte de los alimentos que llegan al esófago por peristalsis, que es un proceso que al contraerse los músculos la comida es empujada a través de este tubo hasta llegar al estómago.

En pocas palabras, cumple la función de transportar los alimentos, y de comunicar la faringe con el estómago.



Publicaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Equipo de Redacción PartesDel.com.
Fecha de publicación: Mayo 8, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: