La palabra discurso proviene del latín “discursus”, que quiere decir “una serie de palabras que siguen una coherencia gramatical y lógica cuyo fin es expresar en voz alta lo que se piensa o se está sintiendo”. Se puede transmitir como un mensaje que se transmite de forma oral y que tiene un fin comunicativo. Normalmente va dirigido a un público, al que se intenta informar, entretener o convencer de algo.

Existen muchos tipos de discursos según su objetivo final y su género. Algunos de los más utilizados son, en primer lugar, el discurso argumentativo. Este intenta convencer a los oyentes ofreciéndoles una información lógica que intenta probar que lo que dice es cierto.

En segundo lugar, el discurso narrativo busca contar una serie de hechos que siguen una trama, como si fuera una historia. Para ello se debe utilizar la tercera persona para expresarse. También se puede mencionar el discurso expositivo, el cual pretende aclarar un tema específico y que el público adquiera interés sobre él y lo comprenda.

Parecido al modelo anterior, está la variable denominada informativa, en la que la información que se expresa está ligada a unos datos tangibles, reales.  Por último, el discurso publicitario busca convencer acerca de las bondades de un producto o servicio para lograr su venta.

Partes del discurso


Apertura

Es el comienzo del discurso, el cual pretende hacer que los oyentes presten atención. Para ello se busca poner orden y señalar que se va a comenzar, haciendo que el público deje de hacer ruido a la vez que se busca su interés y simpatía. Esta parte también se puede denominar exordio y debe ser breve.

Para conseguir estos objetivos, se pueden utilizar frases célebres, un cuento de poca duración, alguna anégdota, etc.

Saludo

En ciertas ocasiones, los actos en los que se llevan a cabo los discursos están dirigidos por un protocolo. Según estas normas, puede ser necesario saludar o presentar a las autoridades presentes o hacer una presentación formal, esto se denomina saludo.

Introducción

Es el comienzo del discurso en sí. En esta parte el orador empieza a introducir la idea de que va a desarrollar, iniciando a exponer cual es la intención del mensaje y comentando a grandes rasgos la estructura que se va a seguir para ello.

Exposición o narración

También se le llama “cuerpo” del discurso. Esta es la parte fundamental en la que se profundiza en el tema, aportando datos y argumentando los puntos que se presentan. Si hubiera sub-temas o subdivisiones, sería necesario mostrar un orden claro y entendible.

El número de ideas a presentar no debe ser exagerado, entre dos y tres, ya que se puede perder el interés del público. Las ideas tienen que ser claras y estar relacionadas entré sí, consiguiendo así que fluya la disertación.

Argumentación

Las ideas presentadas necesitan ser corroboradas de alguna forma, es decir, mostrar al público la certeza y veracidad de las mismas. En esta parte es donde se presentan las pruebas que confirman todo esto. Las argumentaciones son especialmente importantes en los discursos de tesis e investigaciones.

En las argumentaciones se utilizan argumentos lógicos y algunas figuras estilísticas para enfatizar ciertas informaciones. En esta parte, la dialéctica, una técnica que busca convencer y debatir sobre ciertas ideas, es muy importante. Ya que del manejo de esta habilidad dependerá en parte que el resultado del discurso sea positivo.

  

Peroración

Parte del discurso que busca atraer la opinión favorable y los afectos del oyente. Para ello se busca la compasión, indignación, emotividad o los objetivos que el discurso pretenda. Para ello se utilizan distintos recursos estilísticos como los epanodos, epifonema, sinatroísmo, etc.

Conclusión

En esta parte se suele resumir lo fundamental de la idea presentada. Es decir, es la esencia del mensaje que se presenta al final para cerrar de forma clara el discurso. En ella se organizan las ideas fundamentales de forma muy breve. Así, se consiguen disipar las últimas dudas del público si las hubiera, o estructurar toda la información que acaban de escuchar para conseguir un mayor entendimiento.

Cierre

Al igual que al comienzo, los discursos suelen cerrar de una forma carismática y que busque conmemorar la comunicación ofrecida. Es decir, busca acabar con alguna frase o cita que muestre la esencia de todo lo que se ha hablado, para que los escuchantes se vayan con buen sabor de boca.

Estos son las partes del discurso oral per sé, sin embargo, si se habla del discurso en forma contextual, se pueden definir otros elementos de importancia:

Emisor

La persona que expresa de forma oral el discurso.

Receptor

El público que presta atención a lo que se dice en el discurso.

Mensaje

Las ideas expuestas a lo largo de la disertación

Contexto

La situación o lugar donde se lleva a cabo el discurso

Canal

La forma de comunicación entre el emisor y el receptor.

Código

El idioma o lenguaje que comparten las partes involucradas, a través del cual se logra la comunicación.



Publicaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Equipo de Redacción PartesDel.com.
Fecha de publicación: Marzo 22, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: