El oído es un órgano del cuerpo humano por medio del cual podemos escuchar. Entre sus funciones traspasar los sonidos que se encuentran a nuestro alcance para enviarlos como señal al celebro.

En el caso de personas especiales como los sordos mudos, al oído ser el transmisor de sonido al celebro a estas personas no podemos escuchar no desarrollan las habilidades requeridas para poder hablar.

Las diferentes partículas del oído cumplen con la tarea de detectar, captar y convertir las señales de sonido en reacciones ejercidas por el celebro.

El oído se divide en tres partes que son: el oído externo, el oído medio y el oído interno. Cuando una persona escucha música a un volumen muy elevado se corre el riesgo de que se rompa el tímpano y quedar sordo.

Partes del oído externo


Esta parte del oído es la que percibe las ondas sonoras para enviarla al interior del oído. Luego de esto llega al cerebro indicando una actividad o movimientos. El oído externo esta compuesto por:

Pabellón auditivo

Mejor conocido como oreja. Es la parte visible del oído. La oreja funciona como embudo, el mismo se inicia el proceso de dirigir el sonido al interior del oído. Sin la oreja el proceso de audición fuera más difícil, pues el sonido llegaría de inmediato impidiendo que se descodifique la información.

El conducto auditivo

Como su nombre lo indica esta parte del oído funciona como un tubo por el cual se desplazan los sonidos captados por el pabellón auditivo para hacerlos llegar al tímpano. El conducto auditivo protege el tímpano de los sonidos muy elevados y hace que la voz humana tenga una mejor comprensión.

El tímpano

También conocido como membrana timpánica está ubicada al final del conducto auditivo, la misma semana el comienzo del oído medio. El tímpano tiembla al recibir los sonidos. El conducto auditivo como se dijo anteriormente protege el tímpano y para esto el conducto se curva un poco para protegerlo de los sonidos muy altos y por ejemplo de algunos insectos.

El oído medio

Este es el centro del oído. Está ubicado entre el tímpano y la ventana oval. El odo medio está compuesto por tres huesos: martillo, yunque y estribo, por la ventana oval, la ventana redonda y la trompa de Eustaquio.

La ventana oval

Esta recubre la entrada al oído interno.

La trompa de Eustaquio

La trompa conecta con el final de los órganos que componen el oído que es el paladar. La función de la trompa es nivelar la presión del sonido en ambos lados del tímpano. Este tubo se abre al momento de tragar.

Partes del oído interno


La cóclea

Cóclea o caracol como comúnmente se conoce es la parte que transforma los impulsos en los sonidos que llegaran al cerebro y que este entenderá para luego ejecutarlos. La cóclea esta rellena de un fluido llamado perilinfa.

  

Nervio auditivo

Sin el nervio auditivo la cóclea no cumple su total funcionamiento, pues los dos juntos envían las señales al cerebro.

El vestíbulo

Mejor conocido como el órgano del equilibrio, es el que se encarga reconocer los movimientos para mantener el control o equilibrio del cuerpo.



Publicaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Equipo de Redacción PartesDel.com.
Fecha de publicación: Febrero 21, 2017.

Para citar este artículo en formato APA: