Saltar al contenido

Partes del dedo

Los dedos son las articulaciones prolongadas y móviles que se encuentran en los extremos de las extremidades de los seres humanos, tanto de las manos como de los pies. Una persona tiene cinco dedos en cada par de extremidades. Los de los pies no reciben nombres específicos, sin embargo, los de las articulaciones anteriores (manos) son denominados cada uno con un nombre específico:

Desde el más pequeño hasta el más gordito de todos, se les conoce como meñique, anular, corazón, índice y pulgar. Todos, excepto este último poseen tres secciones denominadas falanges y por una uña.

Estas partes del cuerpo, en especial los de las manos, son muy sencillas de identificar, ya que son muy visibles y son las que permiten que se puedan realizar gestos y manipulaciones. Por otro lado, los dedos de los pies son los encargados de que nos podamos mantener en pie con equilibrio y podamos andar adecuadamente.

Hay otros animales, a parte de los humanos, que también tienen estas partes al final de sus brazos y piernas, los simios. Otros mamíferos poseen elementos que pueden tener funciones y características similares, sin embargo se denominan de diferentes formas, como por ejemplo garras. El ser humano es, por otro lado, el que está más evolucionado para llevar a cabo con ellos actividades que requieren alta precisión.

Partes del dedo


Uña

Es una lámina que se encuentra en la punta de los dedos y que está formada fundamentalmente por células muertas que se han endurecido y una proteína fibrosa que se llama queratina. La queratina está situada en la base o matriz de la misma, recubierta por una zona denominada cutícula.

 Otras partes son la lúnula, que le da el color blanco en la base de la uña. El hiponchium, el paronchium y el lecho de la uña.

Su función es manipular objetos más fácilmente, así como proteger los tejidos de los dedos. Por otro lado, son las encargadas de recoger y absorber agua, evitando que las puntas de los dedos se queden blandas. También intervienen en el sentido del tacto, haciéndonos más sensibles.

Yema

Es la parte del dedo que se encuentra en el lado opuesto de la uña, es decir, en la zona de la palma de la mano. Aquí se encuentran las huellas dactilares, que son diferentes en cada ser humano. Este hecho ha permitido que estas zonas del cuerpo se utilicen como método de identificación. Por otro lado, las yemas de los dedos son zonas de alta sensibilidad.

Falangeta

Se denomina de esta forma al hueso que constituye la tercera falange, también conocida como falange distal o terminal de dos dedos de las manos y los pies, es decir la falange que se encuentra en la punta de la articulación. En el campo de la anatomía se la conoce también como falange ungueal.

Falangina

Hace referencia a la segunda falange de los dedos, es decir, a la porción ósea que se encuentra en la zona media de esta articulación. Esta es la parte que no existe en los dedos pulgares, los cuales sólo poseen dos falanges. También se la llama falange medial.

Falange proximal

En la nomenclatura antigua se la consideraba con el nombre de “falange” a secas. Son las terceras falanges de los dedos, las que se encuentran pegadas por su epífisis proximal a la palma de la mano, es decir, a los huesos metacarpios.

Nudillo alto

También conocido como nudillo superior o anatomía como articulación interfalagiana proximal (ipp). Los nudillos en general, también son llamados artejos, y son las zonas articulares donde se unen las falanges de los dedos.

Nudillo medio

Zona articular donde se unen las falanges segundas y las terceras. También se denomina articulación interfalangiana distal (ipd).

Nudillo bajo o inferior

Parte donde se unen los metacarpios de la mano con las falanges proximales. También se llaman articulaciones metacarpofalangianas (mcp).

Cartílagos articulares

En las articulaciones o nudillos de los dedos, se encuentran los cartílagos articulares. Son una estructura de tejido conectivo y de sostén que se compone de células y fibras de colágeno. Estos, permiten que pueda existir el desplazamiento en las superficies de los huesos del dedo. Esta zona se va desgastando con los años, y puede producir artrosis.

Tendones

Son unas partes fibrosas de tejidos conectivos que tienen una elevada resistencia. Están situados en los músculos estriados de los dedos y tienen la función de unir los músculos y los huesos entre sí y transmitir la fuerza necesaria para poder realizar los movimientos y sostener objetos.

Músculos

Son los tejidos compuestos de fibras que se encargan de realizar los movimientos extensores y flexores que permiten mover los dedos. Hay numerosos músculos, que reciben diferentes nombres según la articulación en la que se encuentren.

Piel

Recubriendo a los dedos está la piel, el tejido que delimita nuestro cuerpo. Su función es la de proteger nuestro cuerpo de elementos externos, regular su temperatura, nuestra hidratación y sobre todo, es el encargado del sentido del tacto, especialmente en esta parte que conforman los dedos. Como en el resto de nuestro organismo, tiene diferentes capas según su profundidad.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Partesdel.com, equipo de redacción profesional. (2017, 03). Partes del dedo. Equipo de Redacción PartesDel.com. Obtenido en fecha , desde el sitio web: http://www.partesdel.com/dedo.html.