Parte del bombilloUn bombillo es una lámpara incandescente, también denominada: lamparita, bombilla, foco o ampolleta.

Se trata de un dispositivo en forma de ampolla de vidrio, hecha en el vacío con un filamento metálico en su interior que, al calentarse por medio de la acción eléctrica (efecto Joule), alcanza el punto de “rojo blanco” y se pone incandescente, produciendo luz.

Por este motivo también se llama al bombillo “lámpara de filamento” o “lámpara de incandescencia”. Al estar sellada al vacío, estas lámparas no tienen oxígeno en su interior por lo cual el filamento no se quema rápidamente.

Partes del bombillo


El bombillo está formado por:

  • Una ampolla de vidrio llamada bulbo o envoltura, llena con gases inertes.
  • Un filamento de tungsteno.
  • Dos alambres de contacto: uno al pie y otro en la base.
  • Un alambre de soporte.
  • Un soporte de vidrio.
  • La base de contacto.
  • Un casquillo metálico.
  • El aislamiento.

El bulbo o cristal exterior del bombillo está fabricado con una capa de cristal que debe ser lo suficientemente delgada para asegurar la máxima eficacia lumínica y, a la vez, tan fuerte que pueda sostener a las otras partes. La forma bulbosa se debe a que los rayos luminosos del filamento resultan más efectivos con esta forma que en una esfera.

Dentro de esta ampolla están contenidos ciertos gases de baja presión e invisibles formados por argón y/o nitrógeno. La función de estos gases es impedir que se queme el filamento y mantener al interior del bombillo sin aire ni compresión.

Por su parte, el filamento interno del bombillo tiene una forma espiralada debido a que se requiere una gran cantidad de tungsteno, que debe tener una longitud de onda específica para este espacio reducido. Además, este filamento es sostenido por una varilla central.

Los cables conectores son los que aseguran que la corriente eléctrica fluya de manera continua por los otros componentes del bombillo. Siguiendo el sistema Ohm, uno de los cables lleva la electricidad desde la base del bombillo y otro la devuelve hacia la base una vez que fue utilizada.

Tipos de bombillo


Existen varios tipos y variedades de bombillos:

Incandescentes

Son las más habituales y emiten un halo lumínico de color amarillento al calentarse su filamento de tungsteno.

Con ahorro de energía

De menor consumo y más durabilidad que las anteriores, poseen una luz fría y blanca con un sistema similar al de los tubos fluorescentes.

Incandescentes reflectoras

Están cubiertas por un baño reflector plateado que evita que la luz salga por la parte frontal y el usuario quede encandilado. Su luz suave e indirecta las hace ideales para lámparas bajas o de lectura.

  

Halógenas

Indicadas para usar con reguladores de potencia, ya que emiten una potente luz blanca que, sumada a su bajo consumo y tamaño reducido, las hacen perfectas para zonas de trabajo o como luces ambientales.

Tubos fluorescentes

Tienen un consumo de energía muy bajo y emiten una luz radiante y muy blanca, estupenda para zonas de trabajo, pero demasiado fría para lugares de descanso.



Publicaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Equipo de Redacción PartesDel.com.
Fecha de publicación: Diciembre 5, 2016.

Para citar este artículo en formato APA: