Saltar al contenido

Partes de la armadura

Parte de la armaduraEl origen de la armadura se remonta a los tiempos del Antiguo Egipto, en donde los soldados del Nilo utilizaban una vestimenta militar que consistía en un casco y una coraza de tela fuerte o cuero que se cubría con placas de bronce o algún otro metal.

También se encontraron relieves en las ruinas de los caldeo-asirios, donde se los veía vistiendo cascos de bronce de forma cónica, botines de cuero endurecido o guarnecido con láminas de metal, y una coraza similar a la egipcia, es decir, de piel animal cubierta con placas de metal.

Entre los griegos era común usar una túnica corta con una coraza consistente en tiras de cuero unidas por piezas metálicas o bien, por un peto y un espaldar que se unían por correas sobre los hombros, mientras que las piernas eran cubiertas por canilleras. La cabeza se la cubrían con cascos de diferentes formas; el más elaborado era el de los beocios, que contaba con visera y cubiertas para la nariz y el cuello.

Sin embargo, el auge de las armaduras que protegen todo el cuerpo se da recién en la Edad Media y su primera concepción se encuentra entre los pueblos germánicos del siglo IV. A partir de aquí se pueden encontrar armaduras de numerosas piezas articuladas, en su mayor parte metálicas, que pueden pesar hasta 40 kilos y constar de 250 piezas. Las más importantes de ellas, en cambio, son 25 y se distribuyen entre los cuatro grupos en que se divide el cuerpo: cabeza, tronco, extremidades superiores y extremidades inferiores.

Partes de la armadura


Para el cuidado de la cabeza

Las piezas que cuidaban de la cabeza de los caballeros eran el casco, que protege la parte superior; la visera para cubrir el rostro; la barbera para la boca y barbilla; la gola, que protegía el cuello por delante; y el cubrenuca que lo hacía por detrás.

Para defender el cuerpo

Las partes de la armadura encargadas de la defensa del cuerpo eran el gorjal o gorguera, que cubría la parte alta del pecho y espalda (podía sustituir a la gola); el peto, que cubría el pecho, completado por el espaldar; el volante o falda para la cintura; las escarcelas, que llegaban un poco más abajo, y los escarcelones, que se prolongaban hasta las rodillas; los guardarrenes para los lomos; la pancera, hecha de malla, para cubrir el vientre; y la culera, igualmente de malla, para los glúteos.

Además, se utilizaba una cota de cuero claveteado o mallas entrelazadas. También podía ser de tejido y se llevaba sobre la armadura para protegerla del calor.

Para cubrir las extremidades superiores

Los brazos eran cubiertos por:

  • hombreras;
  • guardabrazos, en la parte superior;
  • sobaqueras;
  • codales;
  • brazales, en el antebrazo;
  • cangrejos, en la parte opuesta al codo;
  • manoplas, para muñeca y manos;
  • y guanteletes en los dedos.

Para proteger las extremidades inferiores

Las piernas se protegían con los quijotes o las musleras para los muslos; rodilleras; grebas para las piernas propiamente dichas; escarpines y zapatos herrados en los pies.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Partesdel.com, equipo de redacción profesional. (2016, 07). Partes de la armadura. Equipo de Redacción PartesDel.com. Obtenido en fecha , desde el sitio web: http://www.partesdel.com/armadura.html.