Parte del aparato respiratorioEl sistema o aparato respiratorio es el encargado de utilizar el oxígeno, expulsando sólo el dióxido de carbono, producto de la interacción del ser vivo con el medio ambiente. Si bien todos los animales poseen un aparato respiratorio, nos limitaremos al humano.

Partes del aparato respiratorio


Los alvéolos

Son los sacos o divertículos en los que culminan los bronquiolos. En ellos se lleva a cabo el llamado proceso de metabolismo celular, en el cual la sangre separa el dióxido de carbono del oxígeno presente en el aire ingresado. Entre los dos pulmones, la cantidad de alvéolos asciende a 300 millones, aproximadamente, en cada uno de los pulmones.

Los bronquios

Se trata de los conductos fibro-cartilaginosos que permiten el paso del aire desde la tráquea hasta los pulmones, ya que finalizan justo cuando se introducen en ellos.

Los bronquiolos

Se trata de la ramificación de los bronquios. Su tarea es la de llevar el aire ingresado hasta los alvéolos. En un humano adulto, la cantidad de bronquiolos llega a ser de 750 millones, aproximadamente.

El diafragma

Es el músculo capaz de subir y bajar la presión de la cavidad torácica al expandirse y contraerse, según los movimientos de la respiración. Esto puede distinguirse al colocar la mano en el centro del abdomen.

La epiglotis

Es el órgano que sirve para que en la faringe la comida y el aire puedan tomar los caminos adecuados hacia el estómago y los pulmones, respectivamente.

La faringe

Es un músculo tubular que, además de ser parte del aparato respiratorio, también lo es del digestivo, pues cumple una doble función: Traslada el bolo alimenticio y el aire.

La laringe

Es el tubo que oficia de interconector entre la faringe y la tráquea. Aquí es donde se producen los sonidos, ya que es la sede de las cuerdas vocales, como lo indica el aparato fonador.

Los músculos torácicos/intercostales

La función de éstos es la de administrar el aire para poder distribuirlo a los distintos tejidos del organismo que requieran oxígeno. Están compuestos por:

    • Intercostal externo.
    • Intercostal medio.
    • Intercostal interno.

La nariz

También se refieren a ella como vías o fosas nasales. Se trata, más precisamente, de dos cavidades a través de las cuales ingresa el aire, humedeciéndolo, filtrándolo de cualquier agente extraño y entibiándolo. Luego, cuando el dióxido de carbono realiza el proceso inverso, también es liberado por la nariz o por la boca al ambiente. Los componentes que intervienen en este proceso son:

    • Células sensitivas.
    • Cornetes.
    • Fimbrias.
    • Nervio olfativo.
    • Pituitaria.

Los pulmones

Se trata del par de órganos protagonistas del aparato respiratorio. Son de textura esponjosa y de color rojo, y se encuentran en el tórax, bajo la protección de las costillas. De todos modos, cabe destacar que el pulmón derecho es más grande que el izquierdo, puesto que este último debe compartir la caja torácica con otro músculo: el corazón. En los pulmones se produce el intercambio gaseoso, el cual fue iniciado en los alvéolos.

La tráquea

Es un conducto compuesto por anillos de cartílago y membrana que permite la llegada del aire a los bronquios.

  



Publicaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Equipo de Redacción PartesDel.com.
Fecha de publicación: Julio 5, 2016.

Para citar este artículo en formato APA: